Correr, pero a dónde


Corría sin prisa, porque tenía que llegar aunque no estuviera segura de si quería.
No podía arriesgarse a que le dijeran que no había puesto de su parte.
No podía fallar.

Fallar… pero a quién.

Era la batalla de siempre:
lo que estaba bien contra lo que tenía dentro,
ella contra el resto,
la cabeza contra el corazón.

Ella contra ella.

Era su cabeza contra su corazón, y ahí no podía echarle la culpa a nadie más.
Corría, y en ningún momento se había planteado parar, aunque corría despacio.

Pudo haber llegado antes, pero es que a veces hay que llegar tarde.

 

Zetazen – Correr, pero a dónde

La eterna cuenta atrás empieza en doce.

Anuncios

Can’t stop


Que alguien me diga cuándo parar porque no sé, no puedo.
Entiendo que hay que hacerlo, que todo se acaba,
y nosotros,
y qué sentido tiene esperar a que nos pare otro;
pero no, no soy capaz.

Soy el último en todos mis grupos de WhatsApp, y esa es mi vida.
Nunca me voy. Por si acaso.
Aunque sea evidente.

No sé cuándo decir basta.

 

Miley Cyrus – Can’t stop

We run things, things don’t run we.

I can climb mountains


Las hemos escalado, rodeado, atravesado… sobrevolado incluso;
y si no movemos montañas yo creo que es solo porque nunca se nos ha pasado por la cabeza;
que no nos lo hemos planteado, ¿sabes?
Aunque podríamos… ¡podemos!

La fe mueve montañas, dicen, y si creo en algo es en ti,
en vosotros,
en la fuerza de nuestro equipo.

Lo noto, ¿sabes? Que tienen miedo,
que están agitadas, que se revuelven.
Saben que existimos, que vamos, que no hay quien nos pare.

Ya oigo cómo tiemblan las montañas.

 

Hell is for Heroes – I can climb mountains

And I’m easy now, it’s easy now