It’s time


Leí un libro que decía que no tener tiempo es una excusa. Habían hecho un experimento con un grupo de personas que no tenían tiempo para determinadas cosas, que querían pero no podían porque no les daba el día. A ese grupo de personas les habían dado más tiempo.

Un par de meses después, al comprobar los resultados, se sorprendieron confirmando que prácticamente todas las tareas que cada participante tenía en su lista seguían ahí, intactas, sin completar por falta de tiempo.

Sacad vuestras propias conclusiones.

Llevamos sin salir de casa una semana o dos, y aún nos queda. Nos están dando tiempo.
¿Lo estamos aprovechando? ¿Estamos tachando cosas de nuestra lista?
¿O nos limitamos a quejarnos y a hacer más de todo aquello que no nos dejaba tener tiempo?

Imagine Dragons – It’s time

And now it’s time to build from the bottom of the pit, right to the top

World so cold


Londres es esa ciudad fría donde la gente entra en un ascensor y no dice nada.
Parece que se ha quedado buen día.
Decían que hoy iba a llover y mira qué sol.
Uf, lunes
.
En Londres no.
Nada.

Fuimos nómadas un rato, pero enseguida nos dimos cuenta de que aquello cansaba y además alguien había inventado el sofá. Sedentarios desde entonces.
Alguien inventó también las escaleras, pero nosotros, siempre en continua evolución (entendida como el esfuerzo por hacer cada vez menos), inventamos el ascensor.
Nadie sube andando ahora. Y en Londres en los ascensores no se habla.

He preguntado a gente de aquí que por qué, que qué frío, que qué feo.
Ellos dicen que lo incómodo es hablar, que qué frío, que qué horror.
¿Ni hola?
Ni agua.
Pues vaya.

Ahora subo siempre por las escaleras.
Mucho más cálido.

 

Three Days Grace – World so cold

I’m too young to lose my soul

Dangerous night


Que a veces el mundo desaparece y ahora es una de esas veces,
que no hay nadie,
tú y yo.

Tú y yo, y si me descuido solo tú,
que uno a sí mismo se mira poco
y cómo si tú eres la alternativa.

Volamos en círculos,
aunque supongo que da igual la trayectoria.
¡Volamos!

Vuelo.
No hago otra cosa desde que te conozco.

Está el parque lleno de gente que no veo,
que no hay mundo,
pero me escondo detrás de una espalda
para ver si te das cuenta,
si me echas de menos,
si vienes a buscarme.

Entonces los veo.

Se miran. Se tocan. Se besan.
Sonríen.

Vuelo a por ti: qué más da quién busca a quién.
Quiero eso.
Mirarte. Tocarte. Besarte.
Sonreír.

Qué más da que no podamos.

Quiero volar a tu lado.

 

Thirty Seconds to Mars – Dangerous night

What a dangerous night to fall in love.