Humble and kind


Busca algo que se te dé realmente mal y hazlo. Hazlo una vez, y otra, y mil veces más. Hazlo hasta que deje de dársete mal; entonces busca otra cosa.
Busca otra cosa que se te dé mal y hazla. Hazla una vez, y otra, y mil veces más.
Vive de esa manera, una vez, y otra, y mil veces más.
Mantente humilde.

 

Tim McGraw – Humble and kind

Bitterness keeps you from flyin’. Always stay humble and kind.

Anuncios

Repartiendo arte


Si tuviera que volver a los libros sería para estudiar arte
porque quiero expresarme y no puedo,
porque me faltan recursos para plasmar eso que inunda mi cabeza
cuando te veo;
porque tus piernas son arte,
porque tus ojos son arte,
porque tus rizos son arte.

Si tuviera que volver a los libros sería para estudiar arte,
el sentido y no la belleza,
lo importante;
porque te mueves y es arte,
porque respiras y es arte,
porque me miras y es arte.

Si tuviera que volver a los libros sería para estudiar arte,
para poder entregarte al mundo tras nacer de nuevo,
que no es cómo eres sino cómo te veo;
porque te pienso y soy arte,
porque te sueño y soy arte,
porque te anhelo y soy arte.

Si tuviera que volver a los libros sería para estudiarte.

 

Kase.O – Repartiendo arte

Te llevo de lo cotidiano a otra realidad.

Cold little heart


La despedida es fría, no por falta de sentimientos sino quizá por exceso. Le ocurre a veces que siente demasiado pero no sabe exactamente qué, y esta es una de esas veces. Durante el último año ha deseado en más de una ocasión que llegara el momento, que si una relación tiene más bueno que malo sabe que es mala, pero el líquido tiende a la mitad del vaso y ya no es cosa de optimismo ni de pesimismo sino de contar con una herramienta de medida que no existe, pues no hay precisión a la hora de calibrar los sentimientos.

La despedida es fría: se dicen adiós, se miran, se dan la mano. Duda, y odia cuando eso le pasa, cuando no sabe si quiere dar un abrazo o no, si debe o no, si lo que sea o no. El vaso se mueve, el líquido oscila y así no hay manera de decidir nada.
Medio lleno, medio vacío, medio lleno…

Se va, quizá para siempre, quizá para volver algún día de otro modo o del mismo, pero quizá para siempre. Podría ser rutina, cariño, costumbre, síndrome de Estocolmo… y probablemente nunca lo sepa, pues esta es una de esas veces en las que siente demasiado y no sabe qué. Y ya se va.

Y la despedida es fría.

 

Michael Kiwanuka – Cold little heart

We can try and hide it.