Destiny


Y la verdad es que importa poco si crees en el destino o no: el destino cree en ti. Alguien tenía que hacerlo, ¿verdad?
El destino te tiene presente, te piensa… te soñaría si durmiera, pero no duerme: el destino se pasa la vida despierto, pintando líneas, tejiéndolas como la araña que acabo de matar en el suelo del baño. Espero que no fuera el destino, o al menos no el tuyo.

El destino une puntos que nunca se te ocurriría conectar, le da igual el dibujo que uno sabe que debería salir antes de coger el lápiz o si después del uno va el dos. Al destino se la pela.
El destino se pasea por ahí con sus ocho patas, muy loco, dejando huevos donde menos te lo esperas. Qué sale de esos huevos no lo sé, nunca he visto uno, pero supongo que lo lógico es que salgan más destinos. De alguna manera tienen que reproducirse.

El destino está en todas partes, paseándose o a punto de romper la cáscara. No lo vemos, pero tampoco vemos a esa araña que dicen que está en algún punto de nuestro cuerpo en todo momento.
Quizá se mueven demasiado rápido.
Quizá es que vamos pisando huevos.

 

Zero 7 – Destiny

Even though we’re miles apart we are each other’s destiny.

Cuando te duermas


Supongo que una de las cosas que más miedo me ha dado siempre ha sido la idea de que la gente que me importa pueda desaparecer de mi lado sin más. Hoy estamos aquí, tú y yo, pero ¿qué hay de mañana?
Me voy moviendo, me voy, vuelvo, pero lo hago con miedo. Se puede tener miedo y seguir adelante. ¡Se debe tener miedo!; pero que no nos pare.
Vivo mis días como si no fuera a pasar pero temiendo que pase, y no puedo quedarme siempre a tu lado igual que no puedo pasarme la vida durmiendo con la luz encendida.
Pero no he dormido más a gusto que cuando lo hacía con mi lucecita.
Y anoche apagué la luz y soñé que te perdía.

 

Los Piratas – Cuando te duermas

Solo trataré hacerte ver que este dolor se irá cuando te duermas.

To be continued


Una serie tiene un único final, pero en ella hay tantos Continuará como capítulos (si no contamos el último). Eso me lleva a preguntarme: ¿qué es lo importante?

Todo acaba, sí, y además no solemos poder decidir cómo; y no nos gusta. ¿A quién le gusta un final? Hablo de uno de verdad, de un adiós definitivo. Sin embargo, los Continuará son cosa nuestra.
Somos nosotros los que los creamos, con lo que hacemos, con lo que planeamos.
Cada día termina, y al final siempre lo hace igual: con un Continuará; una promesa de un futuro cuyo camino hemos trazado hasta ese momento.

Una serie tiene tantos Continuará como capítulos menos uno. ¿Qué es lo importante?
Hay episodios de dos tipos: los que simplemente acaban y esos que te dejan con ganas de más, que te hacen saltar a por el siguiente y a la mierda todo aquello que tenías que hacer, que puede esperar.

En qué serie vives lo eliges tú: ¿quieres irte a dormir sin más o prefieres acostarte dispuesto a dormir deprisa para que empiece el siguiente acto?

Tu vida tiene un solo final; los Continuará son prácticamente infinitos.
¿Qué es lo importante?

 

Ebbot Lundberg & The Indigo Children – To be continued

And it’s a story that will never end.