Home


A veces no es necesario tener un plan, porque la vida sabe adónde llevarte y cuándo hacerlo. Si tienes que estar en un sitio acabarás llegando, aunque no sepas cuál es el camino e incluso aunque ignores su existencia. Llegarás. No sabrás que tenías que hacerlo hasta que te encuentres allí, o puede que no sea ni siquiera entonces sino más tarde, pero lo sabrás. La tentación de forzar las cosas a partir de ese momento será inevitable, porque tendemos a creer que tenemos el control y que sabemos lo qué queremos, pero a veces el único control que necesitamos es el de aceptar que no sabemos lo que queremos, y que la vida sabe adónde llevarnos y cuándo hacerlo.

Edward Sharpe & The Magnetic Zeros – Home

Home is wherever I’m with you.

Go with the flow


Es la sensación de cantar una canción que hace mucho que no escuchas, que cada palabra llegue a tu boca en el momento justo de pronunciarla sin haber pasado antes por tu cabeza; es el vértigo, el atropello, el no saber si en algún momento te vas a quedar en blanco dejando que te arrolle la melodía. Es la impresión de que todo va y no se detiene, de que estás en la ola, de que no hay quien te pare. Es el hecho de fluir, de dejarse ir pero sin descanso, de ser arrastrado por una corriente que no hace prisioneros. Es vivir deprisa, vivir sin pausa, vivir…

Es todo eso y el café.
Sobre todo el café.

Queens Of The Stone Age – Go with the flow

Do you believe it in your head?

Casi te rozo


Me gusta que nuestros caminos no se crucen, que discurran paralelos. Al final lo que nos hace es precisamente eso: el camino. Seguir el mismo nos hará iguales, y lo último que necesita alguien en su vida es a otro alguien igual.

Me gusta andar y que tú andes, vivir y que tú vivas, soñar y que tú sueñes; me gusta todo eso y que nunca sea común, que tu andar a veces mueva el aire que acaricia al mío, que tu vivir llegue a bañar lugares en los que yo vivo, que tu soñar crezca y te haga grande, que vuele lejos y que en noches como esta, por descuido o por azar, llegue hasta mi ventana, la encuentre abierta y casi roce mis sueños.
Me gusta que todo quede en un casi.

Me gusta casi andar a tu lado, casi vivir en tus sueños… casi rozarte.

Me gusta que nuestros caminos no se crucen porque sé que nadie es capaz de trazar dos líneas paralelas que no dejen de serlo en algún punto. En ese desliz que algunos llaman destino las líneas tacharán el casi, y no sé si nos encontraremos encima de la a o bajo la ese, pero puedo casi sentirlo.

Vanesa Martín feat. Axel – Casi te rozo

Yo soplo fuerte para que puedas volar.