Finest hour


Uno piensa que hace falta tiempo para crear algo grande; dedicación, esfuerzo; pero a veces no es cierto: con la compañía adecuada no hacen falta más que un par de horas para construir recuerdos de esos que duran para siempre, momentos que se transforman en sonrisas de oreja a oreja ya de vuelta a la rutina.

Cuando disfrutas de cada minuto un minuto es suficiente.

 

Gavin DeGraw – Finest hour

Oh, it was crazy, and, oh, it was amazing.

Have a little faith in me


He vivido ya lo suficiente para darme cuenta de que no es verdad que la opinión de uno valga más que la del resto aun cuando se trate de su propia vida, que el “solo yo sé toda la historia” ni existe ni es un motivo de peso, que podemos conocer partes de la misma que nunca sabrán otros pero obviamos infinidad de detalles que esos otros sí ven.

He descubierto cómo identificar a esos otros, a esas personas que saben más de mi propia vida que yo mismo, a los que no ven la foto completa pero sí todos esos detalles que yo paso por alto cuando me pierdo en el todo; que a veces el bosque no me deja ver los árboles.

He aprendido a aceptar que me equivoco aun estando convencido de tener razón.
Si ellos dicen salta yo salto, y no hago preguntas. Ya no.

He vivido ya lo suficiente.

 

John Hiatt – Have a little faith in me

I said I will hold you up. I will hold you up.

Be with you always


Estar, verbo que cuenta con con 28 acepciones en la RAE y aún no me queda claro. Quizá sea precisamente por eso: ¿no era lo bueno, si breve, más fácil de entender? Tampoco sé que es breve, pero estoy bastante seguro de que 28 no.

Estar, prácticamente un comodín, fácil de decir, difícil de hacer. Es muy complicado hacer algo que no entiendes, o a lo mejor es sencillo por eso, porque al no entenderlo uno no puede darle demasiadas vueltas y lo hace sin más: estar sale solo; y no sé qué es pero estoy contigo.
Siempre.

 

Mighty Oaks – Be with you always

Give me your fire and I’ll give you my all.