Penguins & Polarbears


Me meto el cepillo de dientes en la boca y todas las cosas que he ido olvidando hacer durante el día vuelven a mí. No falla: es magia. Me meto el cepillo de dientes en la boca y tengo que estar en cualquier sitio salvo en el que estoy, y tengo que estar ahora, pues sé que se trata de un momento de lucidez fugaz. ¿Dejarlo escapar? ¡Antes muerto!

Puedo pasar media hora dando vueltas por casa haciendo esto y aquello con el cepillo de dientes entre mis labios, esforzándome al máximo por no tragarme el Licor del Polo, que aunque yo no sea un pingüino estoy seguro de que también me acabaría subiendo, y además he visto en documentales cómo andan los patos esos…

Me meto el cepillo de dientes en la boca tras haber respirado hondo y me preparo para lo que pueda venir, pues lavarse los dientes es para mí toda una aventura: nunca sé qué me deparará el siguiente cepillado.

 

Millencolin – Penguins & Polarbears

Living this way is never something we did plan.

 

Anuncios

3 comentarios sobre “Penguins & Polarbears

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s