Stop the clocks


Uno no se acostumbra:
no aprendes a llevarlo mejor,
ni a que duela menos.

Aprendes que eso no te mata, que pasa.
Aunque duela.

Y duele.

Cada vez.

L.A. – Stop the clocks

You can’t stop the clocks forever.

Anuncios

6 comentarios sobre “Stop the clocks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s