High on humans


¿Hace cuánto que no escribo acerca de tus ojos? No lo sé, y eso solo puede significar que la respuesta es demasiado. Tus ojos, tuyos y a la vez de tanta gente, esos que hoy están en un rostro, mañana en otro y mi cabeza no me permite pensar más allá, que nunca paso del mañana y qué más da si aún es hoy.

Son azules, hoy al menos. A ratos verdes, alguna vez marrones… generalmente azules. Como el mar. ¿Qué sería de mí sin el mar?
Si no soy marinero es porque ya no está de moda y soy muy hipster; de lo contrario estaría en un barco siendo salpicado por la brisa, siempre bajo una vela sin arder, que a mí no me quema el fuego sino el azul de tus ojos, mi mar, ese que calienta por dentro.

No sé cuánto hace que no escribo acerca de tus ojos, pero no los olvido; y cómo hacerlo si están en todas partes: en ella, en él… y ayer otra vez en ti.

 

Oh Wonder – High on humans

Now I’m locking eyes with a silent stranger.
Don’t run. Don’t hide.

Cóseme


Todos tenemos cosas que nunca decimos porque pensamos que nadie más las entendería, por sentirnos únicos, porque nos creemos especiales pensando que no todos tenemos cosas que nunca decimos, aunque todos tenemos cosas que nunca decimos.

Quizá si lo hiciéramos, si habláramos de ello, nos daríamos cuenta de que no son las series que vemos o la música que escuchamos lo que nos une, sino esas cosas raras. Sobre todo esas cosas raras.

Deberíamos hacerlo más, lo sé, lo intento, pero cómo iba a decirte que a veces rompo cosas, sin más, que me vuelvo verde, que me siento Hulk y arraso. Con todo. Con todos.
Cómo iba a decirte que me gusta destruir aunque no es por el caos sino por los intentos de reconstrucción, por ponerme a prueba, por ver si seré capaz de arreglarlo otra vez. Cómo iba a decirte que no me van los retos pequeños, que cada vez voy a más, que mejor cuanto más roto. Cómo iba a decirte que a veces pego muy fuerte.

Deberíamos hacerlo más, hablar de esas cosas que nunca decimos, porque todos tenemos cosas que nunca decimos.
Quizá si lo hubiéramos hecho a tiempo me habría dado cuenta de que nos unía mucho más que cuatro canciones y dos series.
Quizá así no me habrías hecho pedazos.

 

Beret – Cóseme

Todos tenemos esa persona que nos hizo mil pedazos y nos dijo “ahora constrúyete”.

Cloudy sky


Si me preguntaban qué animal serías si fueras un animal yo decía que un mono, pequeño, adorable, de esos que deberían protagonizar todos los vídeos que inexplicablemente andan haciendo con gatitos.
Si me preguntaban qué número serías si fueras un número yo decía que el cero, porque es perfecto, redondo; porque no tiene final.
Si me preguntaban qué color serías si fueras un color yo decía que verde, el de la esperanza, el de la vida, el de los Sugus verdes, que eran mis favoritos porque me recordaban a ti.

Un día me preguntaron qué fenómeno meteorológico serías si fueras un fenómeno meteorológico.

Yo dije que una nube.

Porque me tapabas.

 

The Cardigans – Cloudy sky

So don’t tell me you want the rain.