In these arms


Click here for the English version

Había barajado mil escenarios, mil formas posibles de celebrar nuestro aniversario, pero ninguna era esta. ¿Cómo podríamos haberlo imaginado? Nadie lo vio venir, y cuando quisimos darnos cuenta ahí estábamos, soplando la vela en cuarentena, tú allí y yo aquí; y da igual dónde sea allí o lo lejos que esté, que a veces lo único que importa es que no es aquí.

Qué curiosas las palabras, ¿verdad?, que le cambias a una dos letras y ya no puedo darte un abrazo; y está todo el mundo muriéndose por salir de casa y yo que mataba por quedarme dentro si tú estuvieras.

Felicidades, supongo.

Te quiero.

The Swell Season – In these arms

Maybe I was born to hold you in these arms

Arde


Somos muy visuales. Demasiado.
Si no lo veo no es real, decía alguien que conocí.
Si a algo no podemos ponerle un like no existe (esto lo he dicho yo).
Pero no a todo se le puede poner un me gusta. Todavía no.
No todo se ve.

Si yo enciendo una vela y salgo de la habitación, ¿se apaga? No lo sé, porque me he ido, pero lo normal es que no. No la veo, pero la llama sigue ahí. Un poco como nosotros. Como nosotros.
Mucho.

Si enciendo una vela no debería salir de la habitación: jamás dejes una vela desatendida.
Y ¿qué hice yo contigo sabiendo que eras fuego?
Desatenderte.

Ardíamos y ardimos, y supongo que todavía ardemos, y qué peligro tanto fuego.

Sigo soñando, ¿sabes? Aunque no te diga nada. Aunque no escriba.
Sigo soñando contigo.

 

Aitana – Arde

Y no, no queréis. No lo veis.

Wind in our sail


Me di cuenta entonces de que no necesitaba ser capaz de todo porque juntos éramos capaces de todo, que en este juego quizá no se gana pero se puede disfrutar con un buen equipo, y para qué estamos aquí si no es para disfrutar.

Me di cuenta de que por fuerte que soplara el viento eran más fuertes nuestros pulmones, que el aliento de uno solo podía impulsar las velas del resto.

Me di cuenta de que éramos una suerte de Power Rangers; asombrosos, sí, pero capaces de mucho más cogidos de la mano.
¡Me di cuenta de que éramos invencibles, joder!, y era verdad; que no había quien nos parara, que no se me ocurría nada que no pudiéramos hacer.

Megazord no es ninguna broma.

 

Weezer – Wind in our sail

And we can do so many great things together.