Dusk and Summer


Nada que dure para siempre tiene sentido.
No hay belleza permanente. No hay cuentos sin fin.
Todo se está acabando por el simple hecho de haber empezado.
Joder.

Era el solsticio de verano, ya sabes, el día en el que el Sol noséqué y la Tierra otra cosa; el día más largo del año para los amigos. También empezaba el verano.
Te parabas a pensar y joder (¡joder!), que lo tenías todo, quizá no en tus manos pero sí a tu alcance, y eso bastaba. No hace falta tenerlo todo si sabes que está ahí. Es como ir al  baño, que aunque tengas ganas si tienes uno libre cerca siempre puedes aguantar un poco más.

La vida era un poco eso: te estabas meando pero podías aguantar un poco más porque había un baño ahí, y justo cuando rozabas el límite entró alguien corriendo y cerró la puerta.
Joder.

El verano empieza con el día más largo, en su punto más alto, y de ahí para abajo.
Y qué sentido tiene.

Lo hemos idealizado.
Nos han engañado todo este tiempo y lo que de verdad tenía sentido era la primavera.
Parece que El Corte Inglés siempre tuvo la razón.
Joder.

Toma, aquí está tu verano.
Ah, por cierto, se muere.
Disfrútalo.

 

Dashboard Confessional – Dusk and Summer

She said “nobody here can live forever”.

Anuncios

It might as well be Spring


De entre todas las cosas que eres sin duda eres primavera.
Quizá la que más.
Siempre has sido primavera.

Siempre,
aunque el tiempo sea relativo,
porque qué es la primavera sino la anticipación,
las ganas,
el ansia incluso.
Siempre has sido primavera.

Ansío que llegues,
olerte,
verte,
amarte,
tenerte,
conocerte.

Te tengo ganas, primavera.
(Y primavera siempre has sido tú.)

 

Ella Fitzgerald – It might as well be Spring

But I feel so gay in a melancholy way.

Holding on to you


Sabía que tenía que soltarte, pero ¿por qué exactamente? ¿Quién ha dicho que un apretón de manos no puede durar para siempre? Ya sabes, un siempre de estos tiempos que corren, de esos que duran quizá unos minutos, aunque tampoco necesitaba más.

Sabía que tenía que soltarte, pero te tenía, no más de lo que tú me tenías a mí, y a cada segundo solo quería un segundo más. Tú me mirabas, sonreías, sentías cómo se me aceleraba el pulso y tampoco te apartabas. ¿Por qué ibas a hacerlo exactamente?

Sabía que tenía que soltarte, aunque mi plan no era ese sino permanecer así hasta decidir cuál sería el siguiente paso, porque si algo tenía claro en aquel momento es que iba a haber un siguiente paso.

Sabía que tenía que soltarte.

 

Twenty One Pilots – Holding on to you

You should take my life. You should take my soul.