Wind in our sail


Me di cuenta entonces de que no necesitaba ser capaz de todo porque juntos éramos capaces de todo, que en este juego quizá no se gana pero se puede disfrutar con un buen equipo, y para qué estamos aquí si no es para disfrutar.

Me di cuenta de que por fuerte que soplara el viento eran más fuertes nuestros pulmones, que el aliento de uno solo podía impulsar las velas del resto.

Me di cuenta de que éramos una suerte de Power Rangers; asombrosos, sí, pero capaces de mucho más cogidos de la mano.
¡Me di cuenta de que éramos invencibles, joder!, y era verdad; que no había quien nos parara, que no se me ocurría nada que no pudiéramos hacer.

Megazord no es ninguna broma.

 

Weezer – Wind in our sail

And we can do so many great things together.

Anuncios

To be continued


Una serie tiene un único final, pero en ella hay tantos Continuará como capítulos (si no contamos el último). Eso me lleva a preguntarme: ¿qué es lo importante?

Todo acaba, sí, y además no solemos poder decidir cómo; y no nos gusta. ¿A quién le gusta un final? Hablo de uno de verdad, de un adiós definitivo. Sin embargo, los Continuará son cosa nuestra.
Somos nosotros los que los creamos, con lo que hacemos, con lo que planeamos.
Cada día termina, y al final siempre lo hace igual: con un Continuará; una promesa de un futuro cuyo camino hemos trazado hasta ese momento.

Una serie tiene tantos Continuará como capítulos menos uno. ¿Qué es lo importante?
Hay episodios de dos tipos: los que simplemente acaban y esos que te dejan con ganas de más, que te hacen saltar a por el siguiente y a la mierda todo aquello que tenías que hacer, que puede esperar.

En qué serie vives lo eliges tú: ¿quieres irte a dormir sin más o prefieres acostarte dispuesto a dormir deprisa para que empiece el siguiente acto?

Tu vida tiene un solo final; los Continuará son prácticamente infinitos.
¿Qué es lo importante?

 

Ebbot Lundberg & The Indigo Children – To be continued

And it’s a story that will never end.

Wisemen


Están los Reyes Magos a punto de llegar, si no lo han hecho ya, lo cual me lleva a reflexionar sobre la polémica levantada recientemente entorno a incluir una Reina Maga en alguna representación. Indignante, ¿verdad? Nos estamos cargando las tradiciones una a una. ¿Dónde queda el rigor histórico? Hay cosas que están bien y cosas que están mal, y las Reinas Magas están claramente mal.

Los Reyes Magos son tradición, y es normal que los defensores de lo tradicional, gente por lo general maja y de mentalidad abierta, pongan el grito en el cielo cuando alguien intenta jugar con los cimientos de nuestra sociedad. Sin embargo, yo siempre he sido de pensar de más, de rizar el rizo que le gusta decir a mi madre, así que me da igual si en la piscina hay agua o no porque ya estoy al borde del trampolín.

Los Reyes Magos, ojo spoiler, son los padres. Hasta ahí bien. El problema viene cuando uno se acuerda de la señora que grita desde el APM? aquello de ¡Esto es un desmadre, queremos padre y madre! Si los Reyes Magos son los padres, ¿qué clase de familia es esa? Porque no es que sean dos hombres, ¡son tres! ¡Depravados! ¡Sodomitas!
Y vosotros dejándolos entrar en vuestros hogares…

 

James Blunt – Wisemen

They were three Wise Men just trying to have some fun.