Blanket me


Las cosas no se hacen más ciertas por mucho que se repitan, ni se acercan más, ni se cumplen; pero hay excepciones a todas las reglas y a veces perdemos solo por no intentarlo.

Tengo frío otra vez, y a lo mejor no me vale cualquier manta, ¿sabes? Es ese tipo de frío que cala, que se te mete por dentro y yo no tengo mantas que se te metan por dentro, y si no puedo taparme por dentro dime cómo me lo quito; aunque en verdad no hace falta que me lo digas, que lo que necesito es que me tapes tú, y sé que no, pero a lo mejor si lo repito muchas veces no sé… y pienso repetirlo hasta que se me quite el frío.

 

Hundred Waters – Blanket me

Cause you’re my blanket, you’re my skin, you’re everything within.

Anuncios

Dressed for success


Salgo a la calle sin abrigo, y no, no ha llegado la primavera: hace seis grados, aunque tengo calor. Creo que me he levantado caliente, no en el sentido que estás pensando, pero ¿sabes como a veces hay personas que te calientan el alma? Pues a mí me calientan los hechos. Qué hechos es lo de menos, pero entre esto de aquí y aquello de más allá el caso es que no tengo frío, y si uno no tiene frío, ¿para qué va a taparse?
No tendría sentido.

Salgo a la calle en mangas de camisa. Ya no soy un niño: un niño nunca diría que va en mangas de camisa. Hace frío pero brilla el sol.
Los pájaros cantan y las nubes no se levantan porque no hay: el cielo está completamente despejado. Llevo los auriculares puestos así que en verdad tampoco tengo ni idea de si están cantando los pájaros, aunque deberían. No hace día para no cantar.

No soy un pájaro pero tarareo, para mí, para ti un poco, principalmente para mí. Es como el principio de una película, o quizá el final, cuando todo va bien y el protagonista pasea triunfante al ritmo de la música. Y llevo la camisa arrugada.
Es una camisa nueva; la he sacado del envoltorio y me la he puesto directamente, sin planchar ni nada. Si es nueva, ¿no debería venir ya lista para usar?
El protagonista de una película nunca llevaría las marcas de los dobleces de una camisa nueva, seguramente porque se la planchan los de vestuario.

Sigo caminando como si las arrugas no fueran un problema. Todo va bien, sonrío y tal, pero me doy cuenta de que a mi vida le falta algo.
¿Dónde están los de vestuario?

 

Roxette – Dressed for success

Shaping me up for the big time, baby.