Scared to be lonely


Alguien debería decirles a los del supermercado que tienen los huevos mal, que casi todo el mundo sabe que no hay que ponerlos en la misma cesta y ellos los tienen ahí, juntos, como si no supusiera eso un riesgo.
El problema es doble cuando uno piensa en esa gente que aún no sabe lo de la cesta, que seguro que llegan a casa y los dejan uno al lado del otro. Si eso no es una señal de que la raza humana está condenada no sé qué es.

La vida sería mucho más fácil si en el supermercado hubiera un huevo al lado de los yogures, otro con los kiwis, otro entre el Fairy y el Mistol y así, pero no; y no me vale la excusa de que los ponen en el mismo sitio para que la gente los encuentre con facilidad: ¿no sería mucho más fácil encontrarlos si estuvieran en todas partes?

Lo más triste de todo esto es que yo soy uno de esos que llega a casa y deja los huevos juntos, todos en la misma cesta, ¡a la mierda el sentido común! Y los dejo en el frigorífico, aunque no haga falta, porque tenerlos fuera es como discriminar, como si el resto de la comida fuera digna y ellos no, y no sé, iban a ser pollitos, digo yo que tendrán sentimientos.

Dejar los huevos fuera del frigorífico debería ser delito, por cruel. Seguro que por las noches sienten miedo y lloran, que tiemblan por falta de frío.
A los huevos les aterra estar solos.

Y a quién no.

 

Martin Garrix & Dua Lipa – Scared to be lonely

Is the only reason you’re holding me tonight ‘cause we’re scared to be lonely?

Anuncios

Zombies


Miro a mi alrededor cuando estoy en una sala de espera, en un ascensor, en un avión. Miro a mi alrededor y analizo una a una a todas esas personas con las que comparto el espacio. Pienso en cómo serán en su día a día, en sus inquietudes, en qué estarán pensando. Quizá esas personas estén pensando en el resto de personas con las que comparten el espacio. Quizá no.

Miro a mi alrededor cuando estoy en un autobús, en la cola del supermercado, en mitad de una reunión. Miro a toda esa gente y pienso en qué pasaría si pasara algo, una tragedia menor, un susto. Pienso en cómo reaccionaríamos ante lo inesperado, en quién haría qué, en qué pasaría luego.

Normalmente acabo pensando que lo mejor es que no pase nada, pero hay veces que el grupo promete tanto que no puedo evitar desear por un momento que llegue el drama. Por ver qué tal.
Estoy enfermo, ¿verdad?

A veces solo deseo que se vaya la luz, que se bloqueen las puertas, que entren los zombis. Sobre todo que entren los zombis.

 

Childish Gambino – Zombies

All I see is zombies walking all around us.
You can hear them coming (they come to take your life).

Night of the hunter


¿Os acordáis de cuando la comida en lugar de esperarnos bien colocada en las estanterías del supermercado corría en libertad y teníamos que salir a cazarla? Yo tampoco: nací en el siglo XX. Sin embargo a veces siento esa necesidad de salir a buscar las cosas, de no ir hacia donde sé que están sino hacia lo desconocido, aunque con intención de encontrarlas.
Quizá sea estúpido, porque mucho sentido no es que tenga, pero venimos de ahí, ¿no?
A lo mejor no es tan raro que quiera volver al origen de vez en cuando.
A veces siento esa necesidad, y hoy es una de esas veces.

Hoy no me conformo con abrir el frigorífico y comer: hoy quiero ir más allá.
Hoy quiero sentir cuando por fin le hinque el diente a algo que me lo he ganado, que no como por comer y sin esfuerzo.
Hoy quiero disfrutar de cada bocado como si supiera que no sé cuándo volveré a encontrar comida.
Hoy quiero ser como el rojo, el azul o el amarillo: primario.
Hoy quiero salir a cazar.

Y no estoy hablando de comida.

 

Thirty Seconds to Mars – Night of the hunter

Whatever you do, don’t be afraid of the dark.