Fuck and run


Vencimos, y nos sentíamos enormes, joder.
Nos dimos cuenta de que decíamos mucho eso, de que quizá era demasiado joder, pero ¡joder! ¡Habíamos ganado! Uno no gana todos los días.

Por un momento nos sentimos invencibles, como si no hubiera nada que nos pudiera parar, y es que ¿acaso algo podía? Si corres mucho acabas alcanzando una velocidad a la que es posible que resulte imposible detenerte.
Nosotros habíamos corrido. Mucho. Muy rápido.
Quizá habíamos corrido demasiado, supongo, como el joder, y también hay una velocidad a partir de la cual ya no es posible pensar en nada más que en darle a las piernas. Se pierde el foco en el resto al enfocar la carrera, y qué borroso estaba todo, joder.

No es que no quisiéramos verlo, pero estábamos corriendo y no lo vimos. No podíamos.
Que no hace falta que te paren para que se acabe.

Que cada semana tiene un lunes.

Joder.

 

Liz Phair – Fuck and run

It’s fuck and run, fuck and run.

Anuncios

Everything goes


A lo mejor lo que tienes es que sin hacer nada haces que todo funcione, que me pasé tres horas perdido en tus ojos y nunca había girado mi mundo tan rápido moviéndome tan poco; y ¿a quién no le gusta conseguir cosas sin esfuerzo?

Soy vago por naturaleza y tú quizá tienes ese talento natural: mover mundos sin hacer nada.
Los mundos están para eso: para dar vueltas; que un mundo que no se mueve es un mundo que no baila, y quién querría vivir ahí.

Yo en tus ojos bailaba, mucho, fácil.
Házmelo otra vez.

 

Natalie Imbruglia – Everything goes

And sometimes everything goes when you’re looking at me.