Peace sign


En cierto modo es como si te siguieras levantando en mitad de la noche para ver si estoy bien, como si te siguieras acercando sigilosa a mi habitación para no despertarme, como si te siguieras quedando minutos callada bajo el dintel de la puerta para luego irte sin más. Me daba cuenta siempre, supongo, y quizá no lo sabías, pero yo también me quedaba tranquilo.

En cierto modo es como si lo siguieras haciendo, como si poco después de irme a dormir estuvieras ahí asegurándote de que todo está bien. Me sigo dando cuenta, lo noto y todo está bien; y supongo que está bien porque estás ahí en cierto modo.

 

Lights ft. Coeur de Pirate – Peace sign

In the disorder you are the peace sign.

Illusion


Me giro y estás, y estás también cuando miro de frente pero eso no me sobresalta. A la derecha, a la izquierda, detrás de una puerta. Últimamente cada vez que abro una puerta te veo al otro lado, y eso no tiene sentido.

Te veo en todas partes, en las que estás y en las que no, y no creo que sea obsesión pero es un problema, que se me empiezan a mezclar realidades cuando ya casi me había convencido de que no estoy loco, y se ve que sí.

Te veo en todas partes y dudo, porque nunca sé si eres tú o soy yo, y tengo miedo de hablarte y que no seas o de no hacerlo y que sí, y no veo las otras dos opciones porque el vaso está medio lleno, de miedo pero medio lleno.

Lo bueno es que me giro y estás. Y siempre sonríes.
Yo creo que con eso tiro.

 

VNV Nation – Illusion

Hoping what you need is behind every door. 

Never ending


Hay finales que no dejan dudas, donde todo está explicado, finales que no dejan sitio para que la imaginación corra; y hay finales que me gustan. Hay quien se enfada con esos finales, con los segundos, por no dar respuestas o no darlas todas. Hay incluso quien va más allá y arremete contra el autor, tachándolo de perezoso. Dudo mucho que sea pereza, al menos en la mayoría de ocasiones, pero por si acaso yo voy a hablar de lo mío.

Yo escribo, mejor o peor pero escribo, y siempre tengo claro hacia dónde voy. Me puede fallar alguna vez la mitad del camino, el cómo llego a la meta, pero siempre existe esa meta. Muchas veces, de hecho, esa línea es la primera que escribo. No es fruto de la casualidad que esto se llame Empezando por el final.
Lo que sí me pasa a veces es que a medida que se acorta la distancia entre donde estoy y esa última puerta se me abren de golpe cien más, sé que solo puedo cruzar una y ¿por qué tengo que ser yo quien elija? En esas veces tiendo a frenar en seco adelantando el punto y final, no por falta de ideas sino por exceso, por no cerraros cien puertas.

Hay finales que no se escriben para que cada uno escriba el suyo.


Encontré la inspiración para la última entrada (Dare you to move) volviendo a casa en coche, cuando cayó sobre mi parabrisas esa primera gota de lluvia que anuncia que está a punto de saltar el resto.

 

Rihanna – Never ending

Everything is never ending.