Wednesday’s the new Thursday


La probabilidad de que sea jueves depende en gran medida del día en el que nos encontremos. Si es, por ejemplo, miércoles, resulta imposible; y algo similar ocurre si es martes, viernes o incluso lunes.

Parece sencillo aunque no siempre lo es, que a veces la tentación de alimentarnos de “¿y si…?” es grande, pero eso es agua: llena al principio y luego nada. No se podría nadar si fuera otra cosa.

Me he pasado el miércoles queriendo que fuera jueves, y no.
Probablemente esté mal el calendario.

(Negación.)

Tracy Shedd – Wednesday’s the new Thursday

Higher than you can jump. Louder than you can hear.

Anuncios

Que lloro


Nos movemos en un mundo de probabilidades: la probabilidad de que mañana llueva, de que nos toque la lotería, de que sientas lo mismo que siento yo… y el peligro de esas probabilidades es que nos da igual el número, porque mientras algo no ocurre puede ocurrir lo contrario.

El cielo está gris, oigo truenos y el hombre del tiempo ha anunciado un 90% de probabilidad de lluvia, pero hasta que no me caiga encima la primera gota seguiré pensando que todavía es posible llegar seco a casa.
Y podría tocarme la lotería.
Y quizá me quieras.

Luego siempre cae una gota, y otra y mil más.
Luego siempre va el décimo a la basura, partido en dos por si acaso ha habido un error, lo tiro entero, alguien lo encuentra, lo cobra y vive una vida que era para mí (no os riáis, que la probabilidad de que esto ocurra no es para tomársela a broma).
Luego siempre lo veo rodeándote con sus brazos mientras tú sonríes y lo miras y eres feliz.

Ese podría ser yo, y sonreirías más y serías más feliz, pero si no me toca la lotería me vas a tocar tú; y a ti no puedodebo partirte en dos. Pero las gotas siempre caen.

 

Leonel García, Carla Morrison – Que lloro

La vida me dijo a gritos que nunca te tuve y nunca te perdí.