Liability


Mi cuerpo está ahí, a tu lado, caliente simplemente porque está vivo; yo no. Si tuviera que elegir estar de algún modo sería ausente, aunque lo más seguro es que ni siquiera llegara a elegir, pues es difícil hacer algo cuando no estás.

Yo no estoy, o estoy poco. Soy consciente de lo que ocurre, de dónde estamos, de ti. Soy consciente de todo pero lo veo desde fuera, desde un lugar frío a pesar de que se empeñe el corazón en mantenerme la temperatura. No tengo ni idea de qué lugar es ese, pero se parece demasiado a un cementerio de ideas: todas muertas, probablemente de frío.

Veo mi cuerpo, se me hincha y se me deshincha el pecho, te veo a ti. Me buscas, me miras, me tocas, me besas. Yo respondo, a veces, poco. Algún suspiro inacabado, algún beso monosílabo. Y te vale.

Odio que te conformes con eso, que te parezca suficiente un hombre que está al dos por ciento. Te odio por valorarte tan poco, por no levantarte y dejarme sentado en ese banco. Te odio por no odiarme.

Permanezco inmóvil porque no sé dónde estoy, porque en terreno desconocido uno debe andar con pies de plomo, y yo que soy un pato prefiero quedarme parado. No quiero romperlo, o quizá sí, no lo sé, pero no está bien ir rompiendo cosas sin querer.

Mi cuerpo está ahí, a tu lado, caliente; ojalá estuviera yo.
Ojalá estuviera yo, de verdad, pero no así, no inerte.
Ojalá fuera capaz de mover las piernas a pesar del frío, de volver antes de que te cansaras.

Ojalá no hiciera siempre frío.

 

Lorde – Liability

Says he made the big mistake of dancing in my storm, says it was poison.

Anuncios

Issues


– Mira esto, es precioso – te dije con la labia propia de un virus de WhatsApp. Y te mandé el enlace.
– Lo odio – dijiste, y supongo que te diste cuenta enseguida de que quizá habías ido demasiado lejos-. No es que no me guste, pero es algo que he visto ya muchas veces.
– 
¿Acaso es menos bonita una rosa porque hayas visto un ciento?

Dijiste que sí.

Es la historia de mi vida, supongo, porque decir que es la primera vez que siento algo parecido sería mentir, y yo no miento; y supongo también que es verdad, que la belleza una vez llama la atención pero repetida satura; que hoy algo bonito es bonito pero mañana lo es menos, pasado quizá solo está bien y al final terminas odiándolo.
Así es como funciona todo, ¿verdad?

Soy muy cabezón, y la verdad es que me da igual si es así como el resto del mundo ve el mundo: yo me niego. Yo soy capaz de ver algo bonito a diario y emocionarme cada vez.
No concibo la vida de otra manera.

Probablemente solo sea un virus.

 

Walk off the Earth – Issues

‘Cause if you did, baby, I would judge you too.

Everybody talks


No creo que hable mal la lengua, pero claro, no es la mía, y eso se nota. Se nota, por ejemplo, en todas esas conversaciones que no entiendo, que la gente habla todo el día y yo no puedo escuchar todo el tiempo. ¿Se pueden tener encendidos los cinco sentidos a la vez? Siempre he pensado que no. ¿No dicen que los hombres no podemos hacer dos cosas a la vez? Imagínate cinco.

Vivo mi día a día entre palabras que no siempre entiendo, porque en tu idioma es fácil captar los mensajes aunque no te concentres, pero en otro cuesta, que si es de rebote no me entero, que si no pongo la oreja tururú.
Aquí hay mucho de eso.
Demasiado tururú.

Me estoy perdiendo el cincuenta por ciento de mis días: toda esa gente que habla sin parar, los que no se despegan del teléfono, los compañeros que adoran divagar. ¡Me lo estoy perdiendo todo! Y no puedo evitar recordar cómo era antes, en mi país, cuando no necesitaba esforzarme para captar toda esa información que ahora se me escapa.

¿Me explica alguien cómo he podido aguantar tantos años escuchando toda esa mierda?

 

Neon Trees – Everybody talks

All this trash talk make me itching.