Dangerous night


Que a veces el mundo desaparece y ahora es una de esas veces,
que no hay nadie,
tú y yo.

Tú y yo, y si me descuido solo tú,
que uno a sí mismo se mira poco
y cómo si tú eres la alternativa.

Volamos en círculos,
aunque supongo que da igual la trayectoria.
¡Volamos!

Vuelo.
No hago otra cosa desde que te conozco.

Está el parque lleno de gente que no veo,
que no hay mundo,
pero me escondo detrás de una espalda
para ver si te das cuenta,
si me echas de menos,
si vienes a buscarme.

Entonces los veo.

Se miran. Se tocan. Se besan.
Sonríen.

Vuelo a por ti: qué más da quién busca a quién.
Quiero eso.
Mirarte. Tocarte. Besarte.
Sonreír.

Qué más da que no podamos.

Quiero volar a tu lado.

 

Thirty Seconds to Mars – Dangerous night

What a dangerous night to fall in love.

Anuncios

Hace tiempo


Hace un año estábamos ahí y hoy mira. No somos nadie, ¿verdad? Como el tiempo.
El tiempo tampoco es nadie, pero eso no le impide seguir adelante, impasible, sin mirar atrás.

Quizá deberíamos ser un poco más como el tiempo, aunque ¿no lo somos en parte? A veces estamos radiantes, otras nos nublamos… y ese a lo mejor es otro tiempo, pero ¿y si es el mismo?

¿Y si todo es lo mismo? Porque nada cambia, ni el tiempo, que las manecillas siguen dando vueltas pero cada domingo me siento a escribir la misma historia, y las agujas acaban en el mismo sitio pase el tiempo que pase.

Todo igual, menos tú.

 

Héroes del Silencio – Hace tiempo

Hace tiempo que ya no te veo; habremos cambiado, quizás a peor.