Mr. Engineer


Soy ingeniero, no me creo aquello que no puede demostrarse ni me fío demasiado de algo que no se pueda calcular con una fórmula, pero hay veces en las que no tengo argumentos ni me acuerdo de la ecuación, y me da rabia.
Me da rabia porque siento como si perdiera fuerza, como si no tuviera tan claro que lo que digo es cierto, que siento lo que digo, que lo sé.
¿Y si no lo sé? ¿Y si es mentira?

Soy ingeniero, pero no te sé decir por qué no me gusta ese piso, o esta canción, o tu cara. Para la última quizá con un seis y un cuatro me apaño, pero para el resto…
¿Y si ni siquiera sé lo que me gusta?
¿Y si soy un fraude?

A veces no me queda nada más y me baso en sensaciones… en impulsos… en la intuición.
¿Me dice alguien dónde se devuelve el título?

 

Tony Rice – Mr. Engineer

Just anything to ease my worried mind.

Anuncios

Animal style


No tengo un tipo porque eso sería superficial, porque ante todo soy un alma romántica, ideales puros y todo eso. No tengo un tipo porque el amor de verdad es intangible, porque desde el momento en que lo parametrizas se convierte en matemáticas y, sinceramente, ¿a quién le gustan las matemáticas?

Me encantan las matemáticas, en serio, me han vuelto loco desde pequeñito, en plan bien, pero estoy convencido de que eso no puede ser sano, de que alguien a quien le gusten tanto los números debe tener algo que no le funciona del todo: alguien que adore las matemáticas debe ser un tío raro, mucho, quizá lo suficiente como para no tener un tipo.

No tengo un tipo porque entiendo que de algún modo eso es limitarse, porque es ponerle límites físicos a un concepto que no lo es, salvo cuando lo es; ya sabes, sexo. Hablando de algo meramente físico lo estúpido es no tener un tipo, aunque aquí no hablamos de eso: aquí hablamos de amor. ¿Acaso sabemos hablar de otra cosa?

No tengo un tipo porque el amor llega, sin más, porque es de esas cosas que aparecen sin buscarlas, como una fresa podrida al fondo del cajón. Quizá no es el momento apropiado y quizá no quieres que esté ahí (espero que no quieras, o sea, mucho te tienen que gustar las matemáticas para estar tan pirado), pero metes la mano con hambre y se te hunde el dedo.
El amor es eso: una fresa podrida al fondo del cajón que es la vida. Por eso precisamente no tengo un tipo, porque nadie tiene una fresa podrida ideal.

Pelo moreno, rizado, ojos claros.

 

Biffy Clyro – Animal style

Can you realize my head’s a fucking carnival?