El equilibrio es imposible


Quizá el equilibrio solo sea imposible porque nos empeñamos en entenderlo como esa situación en la que todo está bien: en orden, tranquilo; un estado de calma idealizado para el que nunca luchamos y a pesar de eso nunca llega.
Quizá el equilibrio solo sea imposible porque lo queremos gratis.

El equilibrio, como muchas otras cosas, es imposible sin esfuerzo. Es imposible completar la lista de todo lo que resulta imposible si no ponemos de nuestra parte, pues pocas cosas suceden porque sí.
Leer es imposible, montar en bici es imposible, hacer lentejas es imposible… pero dicen que hay gente que ha ido a la Luna.

Quizá el equilibrio solo sea imposible porque nos quejamos en lugar de entrenar.

Entrenemos.

 

Los Piratas – El equilibrio es imposible

Yo te sigo porque creo que en el fondo hay algo.

Anuncios

King


No quiero mantenerme en lo más alto, quizá ni siquiera llegar, pero sí quiero saber que soy capaz de hacerlo, que si una noche me lo propongo me planto en la Luna y hasta te la bajo si tienes frío, que la Luna no es como el Sol, que ella calienta pero no quema.

No quiero pasarme la vida sentado en ningún trono pero necesito saber que puedo convertirme en rey, del mundo, de algún mundo, de tu mundo.

Todos en algún momento queremos ser reyes.
Todos podemos ser reyes.

 

Lauren Aquilina – King

You’re in control. Rid of the monsters inside your head. Put all your faults to bed. You can be king again.

The wolves


Me he levantado a las seis de la mañana, y no sé, llámame raro, pero estar casi a las once de la noche en el coche volviendo a casa me hace mirar hacia ese momento en el que he saltado de la cama y concluir que he tenido un día de mierda.

He tenido un lunes de mierda.

Son casi las once y casi estoy llegando, y en esa rotonda por la que paso siempre sin fijarme en nada hoy paro y miro, a todas partes, porque no hay nadie en ningún lado y es entonces cuando me da por mirar.
Y te veo.

Te veo ahí esperando, a oscuras, porque aunque hoy sea el día más largo del año ya no son horas. Te veo y me ves y nos vemos, yo esperando al verde y tú esperando, sin más, pero no hay nadie y joder, a lo mejor es porque estoy hecho polvo y me cuesta mantener los ojos abiertos, pero guau.
Guau tu pelo. Guau cómo te apoyas contra el muro. Guau tu mirada.
Guau tú, en serio, así en general.

La luna está llena y quizá más que ladrar debería aullarte.

Pienso que todo pasa por algo, que es posible que vuelva ahora y no antes porque antes tú no estabas y hoy tenías que estar, tenía que verte y tenías que darte cuenta de que aunque no me esperabas nadie puede resistirse a mis aullidos.

Y al final resulta que podías.

Lunes. De. Mierda.

 

Ben Howard – The wolves

And we lost faith, oh in the arms of love.