El equilibrio es imposible


Quizá el equilibrio solo sea imposible porque nos empeñamos en entenderlo como esa situación en la que todo está bien: en orden, tranquilo; un estado de calma idealizado para el que nunca luchamos y a pesar de eso nunca llega.
Quizá el equilibrio solo sea imposible porque lo queremos gratis.

El equilibrio, como muchas otras cosas, es imposible sin esfuerzo. Es imposible completar la lista de todo lo que resulta imposible si no ponemos de nuestra parte, pues pocas cosas suceden porque sí.
Leer es imposible, montar en bici es imposible, hacer lentejas es imposible… pero dicen que hay gente que ha ido a la Luna.

Quizá el equilibrio solo sea imposible porque nos quejamos en lugar de entrenar.

Entrenemos.

 

Los Piratas – El equilibrio es imposible

Yo te sigo porque creo que en el fondo hay algo.

Anuncios

Tumble and fall


El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, pero es que yo tropiezo con la misma baldosa cada día. CADA DÍA. ¿Significa eso que no soy hombre? No lo sé: no tengo claro qué define al hombre, aunque si es el hecho de tropezar dos veces con la misma piedra voy mal… o demasiado bien. ¿Soy acaso un superhombre?

El caso es que entre la baldosa y yo se ha forjado una relación que a lo mejor sana del todo no es, que yo le doy un puntapié de buena mañana y ella casi me tira al suelo, pero es una relación, fruto de la rutina y del día a día, y al fin y al cabo esos son los ingredientes básicos. Y si una mañana no tropiezo me falta algo.

Yo creo que ella está igual, que se levanta por las mañanas pensando “a ver cuándo pasa”, y sí, se levanta. Normalmente las baldosas solo se despiertan, pero esta es especial. Probablemente sea igualita al resto, pero ahí es donde entra la magia de las relaciones. Y si no se levantara no tropezaría. Y si no tropezara no estaría escribiendo esto. Y si no escribiera esto no lo estarías leyendo. Y si no lo leyeras… no sé, vete a hacer algo.

 

Feeder – Tumble and fall

We tumble and fall. Together we crawl.

Stole the show


No estamos en la obra: esto son los ensayos; y es en los ensayos donde uno se permite arriesgar, probar cosas nuevas, mejorar la técnica, improvisar movimientos.
Uno no se pone conservador en los ensayos: en los ensayos uno juega, se divierte y disfruta incluso más que en la obra, pues no hay riesgo, no hay límites, no existe el hacerlo mal… y si alguna vez lo hace apenas cuenta.
En los ensayos uno lo da todo: el cien por cien, el doscientos, ¡el mil!
En los ensayos no hay miedo, no hay qué dirán, no hay fronteras.
Uno viene a los ensayos a aprender, los afronta con humildad pero sin freno, con ganas, con fuerza, con garra.
Uno viene a los ensayos a entregar el alma.

En los ensayos hay telón pero está cerrado, hay escenario pero no público. Nos miran, sí, pero como iguales, como libros de los que cambian la vida, como páginas llenas de ideas.
Venimos a los ensayos a leernos.

No estamos en la obra, en esta vida no: esta vida son los ensayos.

¿Ensayamos?

 

Parson James – Stole the show

So hold for the applause.