Me fui


Nunca tengo miedo de irme, pero cada vez que lo hago me aterra la idea de no poder volver. Aprendí a tirar migajas para marcar el camino, pero los niños gorditos las tiramos con una mano y las cogemos con la otra. Aprendí también que con la comida no se juega.

Si uno quiere volver tiene que irse, y ¿no nos vamos a veces solo por eso? Nos da igual adónde o cómo: nos vamos para volver, que una estancia permanente no tiene impacto y aquí todos somos muy de querer dejar huella.

Me fui o me he ido, no lo tengo claro, y ojalá, porque si supiera en qué tiempo escribirlo sabría dónde estoy. ¿Sigo por ahí? ¿He vuelto ya?

 

Bebe – Me fui

Me fui pa’ volver de nuevo.

Anuncios

Travelin’ on


Por supuesto que no es el destino, pero tampoco es el viaje:
nunca ha sido el viaje, pues ¿qué es sino un mero desplazamiento?
Un traslado, un movimiento, un ir de aquí para allá.
Eso nunca puede ser lo importante.

No es la meta pero tampoco es el resto de la carrera.
No es el hecho de correr, ni los pasos,
ni siquiera son las huellas que dejamos marcadas en el camino.
Nada de eso es lo importante.

No es lo que dura, no es el tiempo.
No es ninguna de esas cosas pero a la vez es absolutamente todas.
Es la compañía.

Siempre es la compañía.

 

Norah Jones – Travelin’ on

So call me when you get where you’re going.