Catch my breath


Decían que hay que ir más allá de la superficie, que la belleza está en el interior, que lo esencial es invisible a los ojos; y ahí estaba yo, buceando como un loco, desafiando mi capacidad pulmonar con cada bocanada de aire que no cogía.

Quería encontrarlo por encima de todo, y supongo que eso pesaba más que el riesgo de asfixia.
Quizá no hacía tanto que lo necesitaba, pero parecía una vida. Os ha pasado alguna vez, ¿verdad?, que no sabéis que queréis tanto algo hasta que os ponéis, y parece que lleváis toda la vida soñando con eso, buscándolo.
En eso estaba yo: en buscarlo.

Un poquito más, que aguantas, me dije yo tras el primer espasmo. Que no hay que rendirse, que quien no llora no mama, que para presumir hay que sufrir, que todo eso. Y yo no era un cobarde, ¡eso jamás! Yo era de una casta de valientes, como Simba, que a referente de héroe nadie le hace sombra. No me reía en la cara del peligro por un lado porque siempre hay que mostrar respeto, a todo y a todos, y por el otro porque no se puede uno reír sin aire. Y me faltaba.
Sentía como si se me fueran cerrando los pulmones, que probablemente no sea algo que pueda pasar, pero joder si se siente. Yo siempre lo he sentido todo mucho.

En ese momento, habiendo profundizado más de lo que pensaba posible, aún sin encontrarlo, empecé a sentirlo todo. Lo de los pulmones, pero también el resto. Todo lo que había y no había hecho, el daño que había causado, las cosas que no había dicho, la última vez que no te di un abrazo pensando que no me iba a morir sin darte otro. Y creo que eso era lo de que te pasa la vida por delante de los ojos justo antes de morirte.

Me ahogué.

Lo de que no hay que quedarse en la superficie no siempre es verdad. No fui yo, pero lo encontraron. Lo encontraron a mi lado, junto a mi cadáver.

A veces las cosas flotan.

Kelly Clarkson – Catch my breath

Catching my breath, letting it go…

Heroes


Querías vivir una película pero no sabías que vivir una película era esto, que no puedes ser un héroe sin villanos, que para sobreponerte a los obstáculos necesitas eso, obstáculos, cuantos más mejor. Toda esa mierda te hará fuerte, que un héroe no se curte comiendo perdices y aquí todo va de eso, de curtirse, de crecer, de que vea el espectador lo mucho que has conseguido y sobre todo cuánto te ha costado. No hay empatía si no hay sacrificio, esfuerzo, sudor, lágrimas, sangre.
Tú querías eso, ser el protagonista, tener tu banda sonora, el final feliz. Qué más daba el precio: querías vivir una película.

A lo mejor si no te hubieras empeñado en meterte en la pantalla todo sería fácil, no habría malos, podrías ser feliz todo el tiempo; pero querías vivir una película, ¿verdad?

 

David Bowie – Heroes

We can be heroes, just for one day.

Superman


¿Nunca te has preguntado dónde está tu límite? No el momento en el que dices que no puedes más sino después, el de verdad, eso que hay más allá que aún no has experimentado. ¿Nunca has tenido curiosidad?

Quizá somos superhombres y nos negamos a descubrirlo por un noséqué sin sentido.
¿De verdad no quieres saberlo?

Yo estoy decidido: quiero descubrir hasta dónde puedo llegar, cuánto puedo haber dado cuando lo haya dado todo.

¿Y si nunca llego?
¿Y si no me acabo?
¿Y si somos infinitos?

 

American Authors – Superman

I feel like Superman.