Pain


Hay precipicios a los que hay que asomarse aun sabiendo que no vas a ser capaz de mantener el equilibrio.
Se puede retrasar el momento, pero hay heridas que son inevitables.

Hay vacíos por los que hay que caer.

A veces al dolor la única pregunta que le vale es cuándo.

 

Three Days  Grace – Pain

‘Cause I’d rather feel pain than nothing at all.

Anuncios

Hello


Siguió la vida su curso como hace siempre. Salió y se escondió el Sol tantas veces que acabó por cerrarse la herida.
Las heridas matan o se cierran, y no moriste.

La olvidaste más por necesidad que por convicción, pero lo hiciste que es lo que cuenta. Sin embargo, el olvido no siempre es permanente.
Si olvidar fuera eterno no recordarías que la olvidaste, pero abandonó tu mente, ¿no es cierto?

Se fue de tu pensamiento, quién sabe adónde.
Hoy es precisamente eso lo que te preguntas.

Preguntas.

Si estará bien.
Si seguirá viviendo en esta ciudad.
Si temblará aún acurrucada en el sofá bajo la manta con los pies helados mientras escucha la tele y mira el móvil, sin dejar que nadie cambie porque lo está viendo.
Si cenará ensaladas para cuidar esa línea que nunca requirió atenciones.
Si se comerá un Ferrero Rocher después porque eso no cuenta.
Si se comerá incluso un segundo porque solo he cenado una ensalada.

Si ahora que aprieta el frío se acordará ella también de que te ha olvidado…

Marcas; no la busca en la agenda, no: marcas. Aún te sabes su número.
Lo borras tan rápido como puedes, como si no lo hubieras hecho.
Olvidas lo del olvido, no el acto del borrado en sí sino el de haberlo querido. Olvidas todo aquello que una vez te hizo querer pasar página, dudando de si llegaste a leerlo todo. Tampoco es que leyeras tú tan bien.
Lo marcas de nuevo.
Dudas.

¿Sí?

Has llamado. Sin querer.
¿Sin querer?
Has llamado.

Hola.

 

Foreign Figures – Hello (Adele cover)

Hello from the other side. I must’ve called a thousand times.

Broken toy


Soy un muñeco roto. Jugaron conmigo y me hicieron pedazos.
Miro mis extremidades y me sorprende que sigan todas en su sitio. El daño ha debido ser únicamente psicológico.

Soy un muñeco roto, pero no me quejo. Lo llevo bien, de hecho. Simplemente lo anuncio para que seas consciente.
De ahora en adelante lo usaré como excusa. Cuando me digas que soy frío, que no tengo corazón o alguna acusación similar no diré que te equivocas ni que es mentira: te diré que soy un juguete roto, que no es culpa mía, que el mundo me ha hecho así, como a Janette.

Hubo un momento en el que estuve nuevo, como recién salido de la caja, con las manos y los pies aún anclados al cartón; pero luego empezaron a zarandearme… y así hasta hoy.

Según lo veo yo, tienes dos opciones: buscarte otro juguete a estrenar, en su embalaje original, o aceptarme tal cual, con mis cicatrices y demás.
Si eliges la segunda compra tiritas. Quizá nos hagan falta.

Veronica Falls – Broken toy

But I am broken too, a broken toy like you.