Liability

Mi cuerpo está ahí, a tu lado, caliente simplemente porque está vivo; yo no. Si tuviera que elegir estar de algún modo sería ausente, aunque lo más seguro es que ni siquiera llegara a elegir, pues es difícil hacer algo cuando no estás.

Yo no estoy, o estoy poco. Soy consciente de lo que ocurre, de dónde estamos, de ti. Soy consciente de todo pero lo veo desde fuera, desde un lugar frío a pesar de que se empeñe el corazón en mantenerme la temperatura. No tengo ni idea de qué lugar es ese, pero se parece demasiado a un cementerio de ideas: todas muertas, probablemente de frío.

Veo mi cuerpo, se me hincha y se me deshincha el pecho, te veo a ti. Me buscas, me miras, me tocas, me besas. Yo respondo, a veces, poco. Algún suspiro inacabado, algún beso monosílabo. Y te vale.

Odio que te conformes con eso, que te parezca suficiente un hombre que está al dos por ciento. Te odio por valorarte tan poco, por no levantarte y dejarme sentado en ese banco. Te odio por no odiarme.

Permanezco inmóvil porque no sé dónde estoy, porque en terreno desconocido uno debe andar con pies de plomo, y yo que soy un pato prefiero quedarme parado. No quiero romperlo, o quizá sí, no lo sé, pero no está bien ir rompiendo cosas sin querer.

Mi cuerpo está ahí, a tu lado, caliente; ojalá estuviera yo.
Ojalá estuviera yo, de verdad, pero no así, no inerte.
Ojalá fuera capaz de mover las piernas a pesar del frío, de volver antes de que te cansaras.

Ojalá no hiciera siempre frío.

 

Lorde – Liability

Says he made the big mistake of dancing in my storm, says it was poison.

After all these years

Si algo he aprendido en todos estos años es a no hacerme caso, que no hay nada más peligroso que no cuestionarse nunca lo que alguien dice, sobre todo cuando ese alguien es uno mismo. Hablo, digo, hago, pero siempre me pregunto si es verdad, si no estaré mintiendo o al menos equivocado, porque tengo mis razones, pero ¿y si no valen? No todo vale, y eso es algo que también he aprendido en todos estos años.

Hoy, por ejemplo, no habría pasado el día contigo, no si hubiera podido elegir. Si pudieras pasar tu cumpleaños con cualquier persona del mundo, ¿con quién sería? La respuesta a esa pregunta nunca habrías sido tú. Nunca. Sin embargo lo has sido porque nadie me ha preguntado, porque ha sido una de esas cosas que a veces nos vienen impuestas, y gracias, porque a veces, muchas, nos equivocamos, y eso es algo que he aprendido en todos estos años.

 

Silverchair – After all these years

And son, you’ll be home again and I’ll be whole again.