Finest hour

Uno piensa que hace falta tiempo para crear algo grande; dedicación, esfuerzo; pero a veces no es cierto: con la compañía adecuada no hacen falta más que un par de horas para construir recuerdos de esos que duran para siempre, momentos que se transforman en sonrisas de oreja a oreja ya de vuelta a la rutina.

Cuando disfrutas de cada minuto un minuto es suficiente.

 

Gavin DeGraw – Finest hour

Oh, it was crazy, and, oh, it was amazing.

Brick by brick

A una casa puedes hacerle reformas, cambiarle la cocina, el baño… pero ¿qué puedes hacer con un solar vacío? Una casa al final siempre será una casa, pero ese solar… Ese solar es la hoja en blanco, el baúl lleno de piezas de Lego, la caja de colores Alpino, los Plastidecor. Ese solar es el lienzo donde puedes pintar cualquier cosa, y el límite lo pones tú; tú, que de hecho eres ese solar… y ese solar está siempre ahí, aun cuando hay una casa.
Nunca deberías decirle que no a una buena demolición.

Ahora coge ese primer ladrillo y sonríe.
Con ese ladrillo puedes construir cualquier cosa.

 

Arctic Monkeys – Brick by brick

I wanna rock and roll brick by brick.

Share

El objetivo de la vida no debería ser encontrar maestros sino entender que todos lo somos, aprender que cada persona puede enseñarnos una lección, que no hay clases ni castas ni jerarquías, que nunca es el quién sino el qué.

El objetivo de la vida debería ser estudiar con tantos compañeros como podamos, prestarnos los apuntes, pasar nuestras tardes en bibliotecas construidas sin paredes.
El objetivo de la vida debería ser precisamente ese: construir, que hay mil maneras de hacerlo y solo en una hacen falta ladrillos.

El objetivo de la vida no debería ser competir sino compartirla, pero al parecerse demasiado ambas palabras a menudo nos confundimos.
El objetivo de la vida debería ser no confundirse.

Compartida la vida es más.

 

Dillinger Girl and “Baby Face” Nelson – Share

Do you wanna share my light?