Finest hour


Uno piensa que hace falta tiempo para crear algo grande; dedicación, esfuerzo; pero a veces no es cierto: con la compañía adecuada no hacen falta más que un par de horas para construir recuerdos de esos que duran para siempre, momentos que se transforman en sonrisas de oreja a oreja ya de vuelta a la rutina.

Cuando disfrutas de cada minuto un minuto es suficiente.

 

Gavin DeGraw – Finest hour

Oh, it was crazy, and, oh, it was amazing.

Anuncios

You’re not there


Me gustaría saber si te pasa como a mí, si te preguntas adónde voy cuando no estoy contigo, porque yo me lo pregunto.
Estamos juntos y estoy ahí, y sé que estoy ahí porque es todo lo que importa. Ahí. Contigo. Pero luego te vas y yo no sé si me voy o me quedo, porque me pierdo, y nunca he sabido donde está el norte pero si te alejas lo sé aún menos, y está todo como borroso, vacío, confuso… hasta que veo la luz.
Eres mi luz al final del túnel.
Nunca voy hacia ti porque en todas las películas dicen que no vayas hacia la luz y yo soy muy obediente, muy buen chico, el típico que le encantaría a tu madre que llevaras a cenar en lugar de esos tipos con los que te juntas. Yo espero sin prisa y tú tarde o temprano vienes y me brillas al lado. Y se ilumina el camino. Y sé dónde estoy.
Ahí.
Contigo.

Me gustaría saber si te pasa como a mí, si te preguntas adónde voy cuando no estoy contigo, porque yo no tengo ni idea de dónde estoy cuando no estás.

 

Lukas Graham – You’re not there

Now I’m terrified to face it on my own.

Like Dylan in the movies


La vida no siempre es fácil, pero hay veces que sí lo es y somos nosotros los que le decimos que no, que nos hacen falta obstáculos, baches, problemas. La vida, por lo general, es menos difícil de lo que nos empeñamos en creer. La vida a veces es muy sencilla y somos nosotros los complicados.

– Voy al cine.
– ¿Con quién vas?
– Voy solo.
– Vaya. Pobrecito…
– ¿Por qué?

Al pobrecito llega más o menos todo el mundo, pero ninguno de esos es capaz de pasar de la siguiente pregunta. Es como ese nivel que se nos resiste, ese malo final imposible de matar.
¿Por qué?

Nunca he entendido ese pánico a ir al cine solo. ¿No es ver una película una actividad individual? Se puede compartir, por supuesto, pero a veces no encuentras a nadie que quiera ver esa película, no cuadran las agendas o, por qué no, simplemente te apetece ir solo. En serio, pasa, y si eres de esos que no son capaces de entenderlo quizá no sea yo el que tiene el problema.

Quiero ver una película. La veo.
La vida a veces es mucho más fácil de lo que parece.

 

Belle and Sebastian – Like Dylan in the movies

On your own.