Middle fingers


Es cuestión de actitud, todo, y no es tanto la actitud que tengas como el hecho de tener una.
Hay quien no tiene, quien se deja llevar, lo cual resulta cómodo aunque no práctico, pues uno nunca decide hacia dónde lo arrastran.
Estoy seguro de que no quieres eso.

No permitas que te arrastren: ten una actitud.
Aunque consista en mandarlo todo a la mierda.

 

MISSIO – Middle fingers

I’ll just keep on throwing middle fingers in the air.

Square one


Todo está bien, todo está perfecto… hasta que te das cuenta de que no lo está, de que repetirte las cosas continuamente no siempre sirve para engañar al cerebro.
Habías convertido los pensamientos positivos en una especie de mantra, habías meditado, habías reflexionado y joder: ¡todo estaba genial! Pero de pronto ves que no.
De pronto ves que estás otra vez al principio, tú que tanto presumes de empezar por el final. Y el principio acojona.

Los comienzos están muy bien: cuando uno echa a andar puede ir a cualquier sitio, pues no estás yendo hacia ninguna parte mientras estás parado. Si no te mueves no avanzas y toda esa mierda. Aunque a veces das el primer paso y te asalta ese miedo de no saber dónde quieres ir, o si quieres ir siquiera. El jodido miedo.
¿Y si te quieres quedar aquí?

Puede ser que te guste la comodidad del sitio ese en el que meditas, reflexionas y todo es maravilloso porque lo único que haces es mirar en tu interior, no en plan metafísico sino sin el meta. Por mucho que te digan que llevas una luz dentro, en el interior de uno está muy oscuro.
¿Y si estás cómodo ahí porque estás concentrado en tu propia nada?
Con los sentidos anestesiados no hay motivo para tener miedo. ¡Y que digan que la vida no es fácil!
Lo mismo quieres vivir de cara a la pared, que no ves nada de lo que te rodea pero, oye, hay paredes preciosas.

Todo vuelve a estar bien, todo vuelve a estar perfecto… hasta que un día miras hacia atrás de reojo y ves que el piso está en llamas.
Todo arde, tu vida es un puto incendio… y tú contando animalitos o lo que sea que haya en el muro ese que tanto te empeñas en mirar.
¡Espabila!

Quizá otros sí, pero ¿tú? ¡Tú no estás hecho para vivir de espaldas!
Si el camino aquel resultó ser circular no sería tan bueno como parecía, pero ¿te vas a venir abajo ahora? ¿Después de todo lo que has hecho? Porque vale, has hecho el tonto, pero has hecho mucho más que eso, y si algo no eres es un conformista, ni un cobarde, ni un derrotista… ni ninguna palabra de esas que implican que tenga que acabar tu frente contra la pared.

¿Quieres arder? Adelante: cuenta florecitas.
Ah, ¿que quieres luchar? Ya me parecía a mí…

 

Lauren Aquilina – Square one

Back to square one but I remember that’s a good thing.