World so cold


Londres es esa ciudad fría donde la gente entra en un ascensor y no dice nada.
Parece que se ha quedado buen día.
Decían que hoy iba a llover y mira qué sol.
Uf, lunes
.
En Londres no.
Nada.

Fuimos nómadas un rato, pero enseguida nos dimos cuenta de que aquello cansaba y además alguien había inventado el sofá. Sedentarios desde entonces.
Alguien inventó también las escaleras, pero nosotros, siempre en continua evolución (entendida como el esfuerzo por hacer cada vez menos), inventamos el ascensor.
Nadie sube andando ahora. Y en Londres en los ascensores no se habla.

He preguntado a gente de aquí que por qué, que qué frío, que qué feo.
Ellos dicen que lo incómodo es hablar, que qué frío, que qué horror.
¿Ni hola?
Ni agua.
Pues vaya.

Ahora subo siempre por las escaleras.
Mucho más cálido.

 

Three Days Grace – World so cold

I’m too young to lose my soul

Anuncios

Arms


Claro que me gusta la ciudad, pero no sé si viviría aquí siempre. Siempre es uno de esos conceptos que no se pueden tomar a la ligera.

Si mis cálculos no fallan, mi siempre aún va a abarcar muchos años, demasiados como para pretender establecerme ya en un sitio fijo. El lugar no tiene nada que ver: soy yo, que no hay sitio en el que me vea quedándome siempre.

Y entonces pienso en tus brazos.

 

Christina Perri – Arms

You put your arms around me and I’m home.