We might fall


Quiero pensar que estar otra vez en el punto de partida no significa haber vuelto atrás, que esto no es un círculo cualquiera sino el puto Monopoly. Quiero pensar que en una de estas vueltas será solo el Monopoly, sin el puto, pero no esta vez.
Quiero pensar que lo bueno de vivir en círculos es que cada cierto tiempo volvemos a algo conocido, a nuestra casilla de salida.
Y cobramos de nuevo.
Y sabemos algo más.
Y hemos crecido.

Quiero pensar, y eso ya debería ser suficiente, que hay quien no quiere, y joder, ¿no se trata de intentarlo? Lo intento, lo juro, en serio.
Y nada.

Ni cobro. Ni sé más. Ni crezco.

Quiero pensar, pero es que a veces no puedo. Escribo esto con 33 pero podría haberlo hecho con 26 o con 14 o incluso antes. Quiero pensar, pero joder, ¿y si no? Que a lo mejor dejé de hacerlo con 26 o con 14 o incluso antes, que si no pienso nada nuevo quizá no estoy pensando; solo recuerdo.
Y no existo.

Descartes.

Quiero pensar que no soy eso, la carta que sobra de tu mano, el tres de corazones que no te encaja en ningún sitio. Quiero encajar, joder. Quiero gritar y no puedo, que antes joder siempre iba entre exclamaciones.
Y ahora nada.

Quiero pensar que cogeré una carta de Suerte que no será de hacer reparaciones, que me ayudará a ser capaz de sorprenderte y yo qué sé, que me prestes tus signos de admiración.

Quiero pensar que aunque sea para soñar aún valgo.

Quiero pensar que una de estas vueltas la damos de la mano.

 

Ghastly ft. Matthew Koma – We might fall

Could you come a little closer but still keep your distance?

Anuncios

Make you miss me


Vivimos en tiempos de usar y tirar, donde todo es ya y lo que hoy vale un mundo mañana no tiene sentido. El juego de moda es el del ahora, la inmediatez y la aniquilación de la espera, pero para alguien que creció buscando día tras día una carta en el buzón un mundo que no espera no tiene sentido.

Ya ha empezado la partida y el juego es el que es.
Lo acepto, pero pienso hacer trampas.

Sigue con tu rutina, tu falta de tiempo y tus platos de plástico, que aquí uno es medio ninja y a la que te descuides se cuela por tus poros y se te planta dentro. Lo mismo lo he hecho ya y ni te has dado cuenta.
Por poca biología que hayas estudiado sabrás cómo va el cuerpo humano, que me estás regando. Estoy plantado en ti, callado, sin hacer ruido, creciendo. Eres tú quien me engrandece, solo tú. Yo no me muevo y tú venga a regar, con cada latido, mientras usas y tiras los días que le quedan a este año.

Esa es precisamente la trampa, que no soy de hoy para hoy, que yo quizá ahora no estoy y en un mes te duelo bajo el pecho, que crezco despacio, como un roble, y a un roble no lo detienen las modas. La trampa es que mientras te escribo estas palabras que no lees estás empezando a echarme de menos.

 

Sam Hunt – Make you miss me

Make you wish that you were sleeping in my shirt.