HOLD ME TIGHT OR DON’T


Te dije que me abrazaras fuerte o no lo hicieras, que si la música se inspira en la vida no sé por qué no se iba a inspirar mi vida en una canción.
Y decidiste no abrazarme.

Es eso lo que pasa, ¿no? Dar opciones es precisamente eso.
– Mamá, ¿puedo ir?
– No.
Nos enfadábamos, sí, pero ¿de quién era la culpa?

A lo mejor vivimos toda nuestra adolescencia mal. A lo mejor habría bastado con cambiar esa pregunta por un Mamá, voy a ir. No lo sé; nunca lo sabré.
Ahora mamá dice siempre vale, le guste o no. Hacerse mayor es también eso.

Y decidiste no abrazarme.

Había dos opciones: una en la que ganábamos los dos y otra en la que solo ganaba yo.
Tú podías ganar o perder, y decidiste perder.
Todo esto me lo enseñó Kelly Clarkson.

Uno pesca hasta que tiene suficientes peces para comer y entonces para.
No pensamos en lo buenos que estarán los otros peces cuando ya tenemos la barriga llena.

Tú podías haber detenido esta pesca indiscriminada.

Y decidiste no abrazarme.

 

Fall Out Boy – HOLD ME TIGHT OR DON’T

And when your stitch comes loose I wanna sleep on every piece of fuzz and stuffing that comes out of you.

Anuncios

Together again


Llegaré un día a ese túnel al que uno llega sin saber cómo lo ha hecho, veré la luz al final y caminaré hacia ella. Caminaré hacia ella porque no sé quedarme parado, porque nunca tengo miedo de dar el primer paso y porque para qué iba a estar en ese túnel si no es para atravesarlo. Y lo atravesaré.

Llegaré un día al otro lado, ese de donde viene la luz, y me encontraré entonces con todo aquello que la vida me ha ido arrebatando poco a poco, porque no es que perdamos las cosas: es la vida que se da cuenta de lo que nos importa y nos lo guarda para luego.
No es una actitud que termine de entender del todo, pero la vida es como es, y también se hace la gente planes de pensiones y nadie dice nada.

Llegaré a ese lugar un día y antes de que se me adapte la vista a tanta luz ya estaré escuchando canciones nuevas de Queen, y de Nirvana, y de Nino BravoNino Bravo, ¿verdad? Y brindaré con Fanta Piña con la mirada perdida en bolsas y bolsas de Ruffles Fresco Pepinillo.
Allí los Bollycaos sabrán como sabían antes, y llevarán cromos de Tois con el papel lleno de aceite. Y veré capítulos nuevos de Buffy mientras me hincho a Petit Suisse.

Me lavaré ese día los dientes con pasta sabor a fresa.
Y me veréis sonreír otra vez.

 

Evanescence – Together again

All just a dream in the end.

Strangers


Y ahora somos como dos extraños que se van sin más, como dos extraños más que van quedándose detrás.

Sí, es Alejandro Sanz.
Hubo un tiempo en el que me gustaba, en el que mi música era eso y poco más, y ese poco más eran cosas del estilo. No existía internet, no existía YouTube, pero eso son tan solo excusas, ¿verdad?. El caso es que no existía yo.

No existía yo como existo ahora, igual que ahora no existe aquel niño: ese niño que hoy para mí es poco más que un extraño. Pienso en él, en lo que hacía, en lo que decía, y no lo entiendo. ¿Por qué? ¿Para qué? ¿En serio?
Crecemos y nos volvemos extraños, y si nos pasa con nosotros mismos, ¿cómo no va a pasarnos con el resto?

Forma todo parte de la evolución, supongo, y uno no siempre decide hacia dónde evoluciona, o sí, pero el caso es que se trata de algo personal, que no puedo decirte yo por dónde tienes que tirar, y lo mismo el camino que sigues se separa del mío.
Crecemos y nos volvemos extraños.

No podemos obligarnos a seguir toda la vida juntos, ya sabes, atarnos sin más porque sí, porque tenemos un pasado y después de tanto tiempo…
El tema es que el pasado lo tienen ellos, no nosotros sino aquellos dos extraños que dejamos atrás.
Lo que no tiene sentido es la inercia.

Hoy me miras y me dices que no me reconoces.
No te reconozco, en plan voz en off.
Duele, aunque ¿no lo dices precisamente por eso?
Lo que no tengo claro es si te has parado a pensar en si te reconozco yo a ti, porque a lo mejor no lo hago, pero no lo sé: no me lo planteo. Estoy contigo porque quiero estarlo, y estoy contigo hoy, no con quien eras ayer.

Me dices que no me reconoces queriendo decir que no te gusta en qué me he convertido, pero es lo que soy hoy. Es la vida, que está llena de dramas; tampoco vamos a hacer un mundo. Si tanto te importa no reconocerme no te culparé por usar la puerta. Hay gente que se dedica a eso, ¿sabes? Personas que invierten horas y horas en el noble arte de hacer puertas. Úsala si quieres, que darás sentido a sus vidas, aunque a la mía se lo quites un poco.

Mientras no cruces, si no te importa, seguiré centrándome en conocerte cada día.

 

Shelton Harris ft. Mark Diamond & Jaga – Strangers

Cause we ended up where we had to go.