Blue as your eyes


Nos enfriamos con el paso del tiempo; dejamos de idealizar y empezamos a querer verlo todo desde un punto de vista realista, y a la magia no se la puede mirar desde un punto de vista realista, así que dejamos también de creer que el amor puede durar para siempre.

Nos hacemos mayores, y por el camino nos vamos dando cuenta de que es imposible que no haya nada imposible, y donde antes solo había posibilidades van apareciendo noes, como setas tras el diluvio. No es necesariamente malo, pero en parte es triste.

El amor eterno son los padres, aunque no, probablemente ni siquiera ellos.

Ya no puedo soñar con pasarme el resto de mi vida mirándote a los ojos sin cansarme. ¡Vivo cansado, joder! Pero aún puedo batir un récord, y a lo mejor te vale: prometo ser la persona que más tiempo te mire a los ojos sin cansarse.

Ya veremos lo que hacemos luego.

 

Scouting For Girls – Blue as your eyes

When I showed you my hand I gave you my heart.

 

Anuncios

Me fui


Nunca tengo miedo de irme, pero cada vez que lo hago me aterra la idea de no poder volver. Aprendí a tirar migajas para marcar el camino, pero los niños gorditos las tiramos con una mano y las cogemos con la otra. Aprendí también que con la comida no se juega.

Si uno quiere volver tiene que irse, y ¿no nos vamos a veces solo por eso? Nos da igual adónde o cómo: nos vamos para volver, que una estancia permanente no tiene impacto y aquí todos somos muy de querer dejar huella.

Me fui o me he ido, no lo tengo claro, y ojalá, porque si supiera en qué tiempo escribirlo sabría dónde estoy. ¿Sigo por ahí? ¿He vuelto ya?

 

Bebe – Me fui

Me fui pa’ volver de nuevo.

El fin del camino


A veces toca decidir, coges un camino y andas. Había otras opciones, muchas, pero solo puedes caminar hacia un sitio cada vez.
A veces es fácil: hay señales, gente que sabe cómo se llega o qué desvío tomar para alcanzar tu destino. Eso cuando tienes un destino.
A veces te la juegas: puro azar, sensaciones, intuición.
A veces echas a andar, rezando por el camino para que aquello salga bien.
A veces rezas aunque no creas en nada.

A veces sientes que llegas, que lo tienes, que esta vez sí.
A veces estás seguro de que estás ante la última curva.
A veces tienes razón, pero giras y hay un muro.

A veces se acaba el camino y no hay nada, y todo ese tiempo que has andado es tiempo perdido.
A veces toca deshacer el camino.

Quizá a la próxima…

 

Mago de Oz – El fin del camino

Y no sé adónde ir si no es sin ti.