Fresh air


Escaparates, ¿verdad?

Ahí estaban, todas, colocadas y ordenadas como esperándome, en fila pero de lado, todas dándome la cara,
su mejor cara,
su única cara.
Por detrás estaba su cruz, los aditivos, los colorantes, los E noséqués.
Las caras brillaban tanto que qué más daba.

Aire fresco, ponía en una, con grandes letras de colores simulando el aire.
Al parecer el aire es eso. Grande. De colores.

Fresh air, decía otra, en inglés.
Guau.
Wow.

Había decenas, ¡cientos!, que en el espacio finito de aquel escaparate el desfile no tenía fin. Infinitos idiomas, letras, diseños, colores… y yo mirándolas desde el otro lado del cristal, viendo cómo me miraban.
Ellas y yo, ahí, mirándonos las caras.

Cómo elegir, ¿verdad? Escaparates. Pero entré decidido.
¡Esa!, exclamé, seguro, directo, excitado joder; sin rastro alguno de educación o señas de no haber sido criado por una manada de lobos.
Fingieron que aquello estaba bien, que el cliente siempre tiene la razón y quizá por eso va así el mundo, y me la dieron, y pagué; no sé cuánto, la verdad, pero guau, ¡guau!, ¡wow! ¡FRESH AIR! Embotellado y con muchos colorines. No me hagáis demasiado caso, pero creo que hasta tenía algo de purpurina.
¡WOW!

No podía esperar. Cómo, ¿verdad?
La abrí emocionado.
¡Wow!
Di el primer sorbo.
¡WOW!
No podía parar.
Glup glup glup (o como sea que uno bebe en inglés).

Se acabó.

¿Wow…?

Creo que nunca me he sentido tan vacío.

 

Iseo & Dodosound – Fresh air

The less you think, the more you feel.

Anuncios

Walking the dog


Hay que salir ahí, ¿sabes? Aunque haga frío. Hay que exponerse, sacar el corazón a pasear como el que lleva a un desfile el perro, que hay corazones muy perros y ellos también tienen derecho, ¡y hay desfiles de corazones en todas partes!
Hay que sacarlo, que le dé el aire, aunque se hiele, aunque se caiga, aunque lo pisen, que nadie ha aprendido a vivir sin ver mundo y un corazón que no vive ¿qué es?
Se romperá, pero un puzle no pierde la imagen por estar desordenado, y quizá ahí fuera alguien sabe hacer algo nuevo con tus piezas.

 

Rufus Thomas – Walking the dog

If you don’t know how to do it, I’ll show you how to walk the dog.

Float on


Por mucho que te esfuerces, una vez has hinchado un flotador es imposible que vuelvas a dejarlo como estaba cuando lo compraste. Puedes apretarlo, retorcerlo, sentarte encima… nada sirve: siempre queda algo de aire.

Pase lo que pase deberías recordar eso siempre.
Todos somos flotadores.
Siempre queda algo de aire.

 

Modest Mouse – Float on

And we’ll all float on anyway.