You are the Sun


Me dice que soy un sol y yo sonrío, pero me pongo a pensarlo después y no termino de tener claro si lo que me ha dicho es bueno.

El Sol es hermoso, radiante y da vida. Ilumina. Alimenta.
Sin embargo el Sol también abrasa, destruye, provoca enfermedades. No puedes mirarlo directamente ni tenerlo cerca. Ni acariciarlo.

Me dice que soy un sol y yo me quedo mudo.

En verano caminas siempre por la sombra, persiguiendo únicamente darle esquinazo, dejarlo a un lado. Al Sol lo buscas cuando no lo tienes, cuando refresca, cuando es invierno.

Me dice que soy un sol.

Soy una taza de chocolate caliente, un trozo de turrón duro, un mono de mazapán; las doce uvas con piel y con pepitas; los Reyes Magos e interminables calles frías llenas de luces; un jersey de lana, un anorak, un edredón de ochenta kilos.
Soy un maldito brasero.

Soy una película romántica, un sofá y una manta; un paraguas por si acaso; una bufanda; una granada, una mandarina, un membrillo.
Soy claramente un membrillo: aquí sigue siendo verano.

Me dice que soy un sol.

Ojalá esta noche tenga frío.

 

Hurricane Love – You are the Sun

I’m shaking through all my bones.

Anuncios

13 thoughts on “You are the Sun

    1. Tú sí que eres un sol, que siempre que me escribes me arrancas una sonrisa.
      El otro día, por cierto, vi mientras estaba en el gimnasio un trozo de un documental sobre Puerto Rico y pensé en ti 😛

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s