Lover, please stay


Cuando pienso demasiado en mis contradicciones entro en crisis. Son ellas las que me dan forma, pero si no soy capaz de decidirme, ¿cómo puedo estar seguro de que va todo bien?
No puede gustarte el queso y no gustarte, por ejemplo, porque no tiene sentido y si intentas contárselo a alguien te tachará de loco. Con mucha razón.
Sin embargo me pasa.

Odio el calor, pero entro en la ducha y juego a subir lentamente la temperatura del agua, porque a la que el cuerpo se acostumbra no es suficiente, y ¿por qué no un poco más? Así hasta que el cuerpo ardiendo me pide que pare, pero es enfriarla un poco y sentir de nuevo esa necesidad de girar hacia el rojo.
Aunque odio el calor.

Salgo de la ducha y me pongo los pantalones. Lo intento con la camiseta, pero tengo tanto calor que vuelve a la silla. Quién quiere armarios teniendo sillas. Y esa canción que he escuchado un par de horas antes por primera vez vuelve a sonar pidiéndome que me tumbe, a oscuras, en el sofá. La música es mi vida, y a la vida uno no le dice que no.
Tengo calor, la piel de gallina y la mente en negro. Tener la mente en negro es igual que tenerla en blanco, salvo que al otro lado de los párpados no hay luz. Parece una estupidez, pero para mí tiene todo el sentido del mundo.
Yo con la mente en blanco no me relajo.
Y me relajo…

El mundo está de pronto en silencio, como si la canción lograra acallar sus sonidos.
Estoy bien. Estoy muy bien. Tengo frío.
Estoy increíblemente bien solo, y tengo la camiseta ahí, a mi alcance, pero lo que me hace falta ahora es que me abraces. Quiero que me tapes, no para darme calor sino para evitar que se escape el mío. Quiero que tu pecho desnudo me busque desde un costado y una vez me encuentre no se separe, que descanse tu pelo ante mi nariz, que cada exhalación de la tuya me haga cosquillas en el cuello, que me rodees fuerte con un brazo y aprietes como si no pensaras soltarme jamás.
Quiero que hagas como yo, que escuches lo que la canción tiene que decirte.
Y que le hagas caso.

Nothing but thieves – Lover, please stay

I can see you, I can feel you.

Anuncios

19 respuestas a “Lover, please stay

  1. Q es la vida sino una contradicción constante?? Pero en el amor la cosa cambia, no hay contradicción q valga, el amor es o no es, ambas a la vez nunca, porque entonces no sería amor, sería una paradoja, un sin sentído 🙂 ..Genial, como siempre.. Abrazos d luz

    Le gusta a 1 persona

  2. Pues… jajajaja a mi me encanta el queso, menos ese que que parece que esta podrido y que huele fatal puajjj
    Aynsss la sensación esa de la ducha es genial, me encanta: el olor del jabón, la crema del pelo, con los ojos cerrados notar el agua caer, es lo mejor!!! Lo que no es tan guay es salir.. 😛
    ——————————————————————————–
    Lo último es, es que lo último es…………
    Joder es que yo…….
    Wow!!! <— dicho en inglés o como ladrido.. 😜

    Si ya de por si es genial leerte antes de irme a la cama, con esta canción es la leche. ¡¡¡Es taaan bonita!!!

    Y aquí me tienes colocando los paraguas para el puente!!!😉
    Un millón de abrazos o mejor uno que valga por un millón..
    Descansa mucho!!! 😊

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿Cómo vas por ese lado? Por aquí la cosa pinta bien. Ya no quedan paraguas en ninguna de las tiendas de mi barrio, así que imagínate.
      Un abrazo grande grande.
      (Es genial la canción, ¿eh?)

      Me gusta

  3. “Quiero que tu pecho desnudo me busque desde un costado y una vez me encuentre no se separe, que descanse tu pelo ante mi nariz, que cada exhalación de la tuya me haga cosquillas en el cuello, que me rodees fuerte con un brazo y aprietes como si no pensaras soltarme jamás.” Me quedo con este pedacito, muy bueno!

    Le gusta a 1 persona

    1. Me gusta que cojáis trozos de mis entradas y los hagáis vuestros. Es una buena muestra de que ha habido conexión, y nada me pone más contento 🙂
      ¡Feliz martes!

      Me gusta

  4. Al otro lado del párpado es negro, pero también tiene lucecitas… No todo se queda a oscuras… ¿Quieres un abrazo? Siempre hay muchos, de esos que te hacen grande. El queso, puede que te guste una clase y otra no… así son las contradicciones… también juego con el calor del agua, hasta que quema… es una maravilla que al otro lado del mundo alguien haga las mismas cosas que haces tu… Un petó molt grand!

    Le gusta a 1 persona

    1. Es verdad lo de las lucecitas, ¡y lo del queso! La verdad es que lo del queso era muy fácil de contradecir, pero me rompía el ejemplo y decidí ignorarlo jaja Qué gracia que tú también hagas lo del agua caliente en la ducha 🙂

      Me gusta

        1. ¿Cuántas maneras hay de comerse un sandwich? La verdad es que no suelo comerlos, pero cuando lo hago lo hago de la única forma que sé, con las manos (y la boca, claro).

          Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s