I lived


Nunca va a ser suficiente.

Llegará en algún momento el final, o un final, y querrás cinco minutos más. Estamos programados para querer siempre cinco minutos más, y otros cinco después, y otros cinco luego.

Van a llegar muchos finales y no vas a estar preparado.
Nunca.
Es una palabra dura, ¿verdad? No mires hacia otro lado: léela, una y otra vez si es preciso.
Nunca va a ser suficiente.
Nunca va a ser suficiente.
Nunca va a ser suficiente.

Es como una de esas lecciones que te obligaban a aprenderte en el colegio. Tú, que en lo último que pensabas era en tratar de entenderla, repetías aquellas palabras como un loro hasta que terminaban por quedársete dentro.
Nunca va a ser suficiente.

¿Ha bastado ya? ¿Lo tienes?
Nunca va a ser suficiente, por si acaso.

¿Para qué intentarlo pues? ¿Para qué luchar si al final todo sabrá a poco, si siempre vas a querer más? No sé si realmente esperabas una respuesta, pero no voy a dártela. ¿Sabes por qué? Porque no lo sé. No sé qué sentido tiene, si es que tiene alguno; y siento que podría repetir también mil veces no sé qué sentido tiene y seguir sin entenderlo, que lo llevo dentro, lo digo, lo escribo y lo tengo claro, pero no lo entiendo.
No sé qué sentido tiene.

Y al final, ya sea un final cualquiera o el final, va a tener menos sentido cuanto más hayas dado, vas a querer cinco minutos y los vas a querer con unas ganas que serán proporcionales a la intensidad con la que hayas vivido eso que se termina.

¿Por qué vivir entonces, si el final será más amargo cuanto más lo hagas?
Porque no hay nada más triste que llegar al final y no querer cinco minutos más.

OneRepublic – I lived

I owned every second that this world could give.

Anuncios

16 thoughts on “I lived

  1. ¿Que nunca va a ser suficiente? Ojalá que no lo sea. Ese es el misterio de la vida, que no se para. Por mas que estés saturado. Por mas que estés ansioso. Por mas que estés cansado, Por mas que estés saciado. Ojalá nunca lo sea. Ojalá cada mañana me levante deseando un poco más. Si puedo elegir quiero más de lo bueno. Pero no deshecho lo malo, que me ayuda a avanzar y a reinventar y a reinventarme. Nunca va a ser suficiente…

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Let her go | Z

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s