Enchanted


Podría haber dicho que fue amor a primera vista si te hubiera visto en algún momento, pero no fue así.
No te vi, pero fue amor, a primer oído si quieres.

La sala estaba llena y las voces se amontonaban como compitiendo por sonar por encima del resto. Es curioso como, en contra de lo que muchos piensan, la voz que más se escucha no es necesariamente la que más alto habla.
Entre todo aquel ruido mis oídos activaron sus filtros y nos dejaron a solas: a mí, que desde que había puesto el pie en aquella fiesta me había encontrado fuera de lugar; a ti, que tan fuera no debías estar, pues hablabas, y uno no suele hablar solo, aunque con esa voz se te debería prohibir no hablar.

Quizá es eso, pensé, que su voz es tan bonita que tiene que usarla por ley en todo momento. Quizá no está con nadie. Quizá está hablando conmigo.
Pensaba todo eso mientras miraba al suelo, de pie haciéndole compañía a la columna, moviéndome un poco como si estuviera disfrutando de la música (pésima, por otra parte), por aparentar. Como si estuviera disfrutando de la música… ¡si ni siquiera la oía! Todo lo que oía eras tú, divagando y diciendo cosas sin sentido, las cosas sin sentido más acertadas que había oído en mucho tiempo. No recuerdo qué comentaste, pero sé que me hizo gracia. Me reí.

– ¡Una sonrisa! – dijiste -. No es un mal comienzo.
– ¿Cómo? – susurré extrañado -. ¿Hablas conmigo?
– He estado haciéndolo un rato con la columna, pero no responde. Luego he empezado a pensar que tú eras otra columna, pero al final te has reído. Descartamos columna.
Se me escapó una carcajada.
– Van a pensar que estamos locos – dije.
– Dos colgados sujetando una columna, hablándose de espaldas sin haberse visto ni una vez.
– Me giraría, pero la columna ha bebido mucho y tengo miedo de dejarla sola.
– Quedémonos así. De vez en cuando las columnas también necesitan apoyo… y como se caiga al suelo se va a liar una gorda.

Así lo hicimos.

La conversación se prolongó durante horas, no dejamos que la columna se tomara una sola copa más y poco a poco se le fue pasando la borrachera. Mientras cuidábamos de ella nos fuimos conociendo, como en un programa de esos de parejas que hacían antes en la tele.

Una imagen vale más que mil palabras, pero echando cuentas, suponiendo que podamos decir tres palabras por segundo, en cada una de aquellas horas dijimos algo más de cinco mil cada uno; cinco imágenes por cabeza.
Si uno puede enamorarse a primera vista, no es tan raro que me enamorara de tu voz al otro lado de la columna.

Taylor Swift – Enchanted

This is me praying that this was the very first page.

Anuncios

8 thoughts on “Enchanted

  1. Me parece super bonito eso de enamorarse a primera “voz” jajaja.. Así uno puede dejar volar la imaginación, no te parece?
    “Si uno puede enamorarse a primera vista, no es tan raro que me enamorara de tu voz al otro lado de la columna.”
    Me a encantado… 👍😊

    Le gusta a 1 persona

  2. ..En definitiva, qué es el amor??… Una locura maravillosa que transforma la forma de ver el mundo.. Muy parecida a esa locura que tienes de transformar lo que ves para luego plasmarlo en tus escritos, Zhalwa… Abrazos de luz 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s