Dead end dreams


El jugador analiza la barrera desde su posición. A escasos minutos de que finalice el encuentro, sabe que ese tiro es decisivo; que marcará, o no, la diferencia entre llevarse el campeonato a casa o volver a ella con las manos vacías. Retrocede. Suena el silbato. Acelera hacia la pelota y… se va la imagen del televisor.
Podría haberse tratado de Amélie, pero era un sueño.

En los sueños el cerebro lo es todo: el estadio, el césped, la pelota, el jugador, la barrera, el silbato y el televisor.
Teniendo un control absoluto no le cuesta nada hacer de nosotros su voluntad, y disfruta dejándonos siempre en el mejor momento. Los sueños son como el capítulo final de una temporada que te mantiene en vilo hasta el otoño siguiente, como la última página de un cómic que deja más preguntas que respuestas… son exactamente así, pero con la salvedad de que nunca tienen que revelar el final.
Sabiendo eso, crear expectativas es tan fácil…

Estábamos todos en clase y supimos que se acercaba. Estaba más cerca de lo que había estado jamás, podíamos sentirlo, el eco de sus pasos retumbaba en nuestros corazones. Probablemente todo acabara allí, en aquel instante, pero no íbamos a irnos sin luchar, sin plantarle cara una última vez. Los tres nos agachamos al mismo tiempo, como si hubiéramos ensayado aquella coreografía cientos de veces. Abrimos las mochilas que teníamos debajo de las mesas y sacamos aquellos escudos que según la leyenda eran lo único que podía protegernos de su grito mortal. Nos pusimos en pie, una vez más perfectamente sincronizados, alzando ante nuestros rostros los brazos que sostenían nuestras defensas, dirigiendo estas hacia la puerta. La luz que entraba por la ventana se reflejó en las piezas de metal cegándonos momentáneamente. Aquello no formaba parte del baile que tan bien creíamos conocer.
Fue entonces cuando se derribó el muro y aquello se abalanzó sobre nosotros… 
y sonó el despertador.

Y el cerebro sabía que no había tiempo para contar toda la historia.

 

But when you’re gone it’s not enough.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s