#1 Zero


Perdemos células constantemente. Se nos van desprendiendo ceros y unos. A alguno muy chulo de vez en cuando se le suelta un dos, aunque no es lo normal.
La pérdida es prácticamente imperceptible: no solemos ser conscientes de que nos deshacemos, porque al tiempo que nos desaparece una parte crecemos por otra. Sin embargo, a pesar de mantener nuestra masa, en ocasiones notamos la ausencia: vemos el hueco y estamos seguros de que ahí antes había algo, pero nos sentimos incapaces de decir el qué.
A veces tenemos suerte y enseguida llenamos ese espacio con un jarrón o un cuadro. A veces nos queda el vacío.

Últimamente se me han caído muchos unos. Los ceros los conservo intactos.
Hay partes de mí que ya no están. Puedo buscarlas, y a ratos lo hago, pero jamás voy a encontrarlas. En el fondo tampoco quiero: es raro pero, cuando busco, busco sin querer encontrar.
Además, con el nuevo código puedo hacer tantas cosas que esos unos perdidos no me permitían…

 

Down in your ego one thing is sure.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s