To the end


Me creí por encima de todo, pensé que tenía suficiente y le di la espalda. Llené cada uno de los segundos de mis días con ruidos, colores y sensaciones que no siempre sentía, y a pesar de todo me atreví a echarle la culpa a ella, a decir, y lo que es peor: creer, que me había abandonado.
La realidad es que no me abandonó en ningún momento: la abandoné yo a ella.

Muchos meses y un blog después me doy cuenta de lo tonto que fui. Afortunadamente, ella siempre lo supo y no por ello dejó de quererme. En ningún momento se despegó de mi lado, aunque yo decidiera dejar de escuchar de la noche a la mañana. Esperó pacientemente porque seguía creyendo en mí, porque sabía que tarde o temprano caería en mi error, giraría la cabeza y vería que jamás había ido a ningún sitio.

Hoy por un momento he sentido la necesidad de sentir la nada: he cerrado los ojos apagando así todas las luces; he puesto toda mi atención en escuchar el silencio; y cuando por fin no había nada me he reencontrado conmigo mismo, viendo en ese mismo espejo cómo ella sonreía detrás de mí.

No sé cuánto tiempo llevas esperando, y lo siento, pero estoy aquí, vuelvo a ser yo y prometo no despegarme de tu lado hasta el final.

 

Would you carry me to the end?

Anuncios

2 thoughts on “To the end

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s